26 oct 2020

Ir a contenido

crisis sanitaria global

El Gobierno pide "calma" a los españoles en el extranjero mientras prepara la repatriación

Muchas de estas personas no pueden salir de los países donde se encuentran porque han anulado gran parte de los vuelos

El Periódico / Agencias

Un avión de pasajeros en el aeropuerto de Santo Domingo.

Un avión de pasajeros en el aeropuerto de Santo Domingo. / EFE / ORLANDO BARRIA

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha pedido a los turistas españoles que se encuentran en el extranjero que se pongan en contacto con los consulados y embajadas de los países donde se encuentran para registrarse y así poder llevar a cabo un regreso "ordenado y lo más organizado posible", aunque no ha explicado ni cómo ni cuándo se va a llevar a cabo la repatriación. González Laya ha cifrado en 65.000 los turistas que hay actualmente fuera de España, aunque se trata de solo los que se han registrados en los consulados. El teléfono de emergencia consular, las 24 horas, es el +34 91 394 89 00.

La ministra ha dicho también que el Gobierno está en contacto con otros países europeos pata coordinar las operaciones de retorno. También ha pedido a los afectados "calma, orden y responsabilidad" y ha asegurado que van a dar "respuesta" a todos los españoles que deseen regresar. También ha dicho que están en contacto con compañías áereas españolas. Por otro lado, González Laya ha pedido a los turistas extranjeros que regresen a sus países ya que, ha dicho, "España no es ahora el mejor país para hacer turismo".

Ayer, la ministra ya aconsejó a todos los turistas españoles en el extranjero que regresaran "cuanto antes mientras sigan abiertas las conexiones aéreas", así como comunicar los detalles de su situación "lo antes posible" a las embajadas o consulados españoles más cercanos.

Exteriores envió además el pasado día 12 a los españoles en el extranjero un SMS invitándolos a reconsiderar su regreso a España ante la situación de crisis global. "Ante el aumento de cancelaciones de vuelos a y desde España relacionados con el covid-19, se recomienda a los viajeros españoles que reconsideren sus planes de viaje", fue el mensaje.

"Vuelos Ferry"

A pesar de las recomendaciones de Exteriores, hay muchos turistas españoles que no pueden regresar ya que en el país donde se encuentran ya no se permite la llegada o salida de vuelos hacia otros países, entre ellos España. Es el caso de la República Dominicana, que suspendió los vuelos el pasado lunes 16.

Uno de los turistas atrapados es Albert Cervera, que está en la isla desde hace una semana de vacaciones. "Estamos en contacto con el consulado a través de Twitter", afirma a este diario via telefónica y "a la espera de que nos repatrien". Cervera, que reconoce que recibió el SMS de Exteriores pero que no ha sido hasta hoy cuando lo ha visto en su móvil, espera que la repatriación se lleve a cabo esta semana.

Un comunicado de la presidencia dominicana afirma que el Gobierno del país caribeño "tomará medidas especiales para transportar a todos aquellos ciudados extranjeros que sigan en el país a través de 'vuelos Ferry'". Lo que quiere decir que el Gobierno dominicano permitirá aterrizar solo a aviones que vengan con la misión de repatriar a sus respectivos compatriotas.

"Aprensión hacia los españoles"

En Argentina, muchos españoles de viaje por el país se han visto sorprendidos por la decisión de las autoridades de suspender los vuelos hacia Europa durante 30 días y buscan alternativas y a la espera de comprobar si la Embajada española puede contribuir a alguna solución. Es lo que les ha sucedido a Esther Amorós y Ana Dobaño, jubiladas de 69 y 64 años procedentes de Barcelona que llegaron a Argentina el pasado 11 de febrero para hacer un viaje por el país. Tenían previsto regresar a España el 24 de marzo pero, en vista de la situación, volvieron a Buenos Aires el pasado domingo para intentar acelerar su vuelo, según ha relatado Amorós a Europa Press.

"Aquí empieza a haber un poco de aprensión hacia los españoles. En el edificio donde nos alojamos han puesto un letrero donde dice que los viajeros no pueden usar las zonas comunes", cuenta desde Buenos Aires. A su llegada a la capital, lo primero que hicieron fue dirigirse a la oficina de Iberia donde, tras cuatro horas de cola, les informaron de que no solo no podían adelantarles el vuelo, sino que el suyo se había cancelado y que no podrían regresar antes del 18 de abril.

De ahí se fueron al Consulado, donde se les informó de que Air Europa aún tenía vuelos programados para el lunes y el martes. La oficina de Air Europa cerró, con los vuelos completos, antes de que pudieran llegar al mostrador. "En cada sitio había una cola de unas 300 personas", cuenta Amorós.

Por el momento, el Consulado está recomendando a los españoles que deseen regresar que se registren a través de un formulario online, aunque en el mismo se aclara que no es un "formulario de repatriación". El registro, aclara en sus redes sociales, es para poder informar y orientar.

Amorós y Dobaño solo han recibido, hasta ahora, un correo del Consulado que informaba de la posibilidad de que salgan hacia España dos vuelos de Aerolíneas Argentinas cuyo pasaje deben pagar los viajeros. Ellas respondieron que estarían interesadas en sumarse a ese pasaje, pero de momento esos vuelos no se han confirmado.

Desconexión entre islas

Uno de los países donde tienen más dificultades los turistas españoles que desean regresar es Filipinas, un archipiélago de unas 7.000 islas. El principal problema es que las conexiones entre islas "se están cerrando a toda velocidad y cada vez es más difícil llegar hasta uno de los cuatro aeropuertos internacionales", han explicado a EFE fuentes de Exteriores, que apuntan que muchos de los países de tránsito para vuelos hacia España ya han cerrado sus fronteras, como Dubai o los Emiratos Árabes.

Las dificultades para salir del archipiélago filipino se debe a la cuarentena declarada en gran parte del país y las restricciones de viaje, mientras que los consulados en muchos países se están viendo desbordados por la avalancha de peticiones. Javier González, un barcelonés de 35 años, y su novia se encontraban en una remota isla el pasado jueves cuando empezaron las restricciones y, tras tratar sin éxito de llegar a Manila a través de la isla de Palawan, terminaron recalando en Cebu, cuyo aeropuerto tiene vuelos internacionales pero están saturados.

"Nos dijeron en el aeropuerto que tenemos que estar en cuarentena porque llevamos menos de 14 días en Filipinas y nos encerraron en una sala casi sin comida", explica González a EFE. Tras casi siete horas, pudieron salir del habitáculo gracias a las gestiones del Consulado de España, pero aún esperan en Cebu a poder salir del país.

Sólo en Filipinas, Exteriores tiene localizados a 490 españoles "en situación de necesidad o urgencia" y desesperados por salir, ha precisado Exteriores. La embajada, el consulado y los consulados honorarios en Filipinas "están trabajando activamente con las autoridades filipinas" para que faciliten el traslado a Manila o a los aeropuerto internacionales de los, al menos, 490 españoles atrapados en distintos puntos del país.

Se trata de permitir la salida del país de aquellos españoles que se encontraban de viaje en Filipinas y que se han visto directamente afectados por las "drásticas restricciones de movimientos" impuestas para evitar el contagio del país asiático, ha informado el Ministerio de Exteriores.