14 ago 2020

Ir a contenido

LA LUCHA CONTRA EL COVID-19

¿Qué medidas económicas aplican los países para combatir el coronavirus?

Avales para préstamos a las empresas o aplazamiento del pago de impuestos son algunas de las recetas

El Periódico

El mercado de flores de Niza, cerrado por la epidemia del coronavirus.

El mercado de flores de Niza, cerrado por la epidemia del coronavirus. / VALERY HACHE (AFP)

Al margen del duro impacto en la salud y en el día a día de los ciudadanos que está teniendo el coronavirus, la paralización de la actividad laboral y económica a causa de los confinamientos decretados por algunos gobiernos tendrá severas consecuencias en la economía. Para intentar mitigar estos efectos, cada país está aprobando paquetes de medidas con inyecciones de liquidez a empresas y autónomos o el aplazamiento del pago de impuestos hasta que pase la crisis. Aquí, unos cuantos ejemplos:

Italia: dos meses sin despidos

Mercado en el barrio romano de San Lorenzo, cerrado por la epidemia de covid-19. / Angelo carconi (EFE)

El Gobierno de Giuseppe Conte ha aprobado en la madrugada de este martes un importante decreto ley según el cual no se podrá despedir a ningún trabajador durante dos meses y se suspende hasta el 30 de mayo el pago de todos los impuestos, incluidas las contribuciones a la Seguridad Social. Asimismo, se suspenden los plazos de las hipotecas hasta el 30 de septiembre y se facilitará el acceso al crédito a las empresas. El paquete contiene ayudas por valor de 25.000 millones de euros, de los que 3.500 millones irán destinados a reforzar el sistema sanitario y los servicios de protección civil, 10.000 a ocupación laboral e industrias, 1.700 a las familias, y el resto a fondos de garantía.

En cuanto a los trabajadores autónomos, el decreto prevé ayudas por valor de 4,8 millones. Recibirán un bono de 600 euros en marzo y abril para compensar pérdidas y todas las empresas, incluso las que tengan un único empleado, podrán recurrir a todo tipo de subsidios laborales para sus trabajadores (en Italia hay de tres tipos). Por otra parte, aquellos que hayan ido a trabajar pese al confinamiento y su renta no supere los 40.000 euros anuales, recibirán un ingreso extra de 100 euros en abril, informa Rossend Domènech.

Francia: aplazamiento de alquiler, luz y agua para pymes

Un hombre camina por una calle desierta y con comercios cerrados en París, este martes. / françois mori (ap)

Francia ha aprobado este martes un paquete urgente de 45.000 millones de euros para empresas y trabajadores que incluye el aplazamiento del pago de las obligaciones fiscales y de Seguridad Social. Además, se creará un fondo de solidaridad dotado al menos de 1.000 millones para pequeños emprendedores, pymes y trabajadores independientes con cifras de negocio inferior al millón de euros y que en los últimos 12 meses hayan tenido pérdidas del 70%.

El lunes, el presidente Emmanuel Macron ya avanzó el impulso de un aval del Estado como garantía para préstamos bancarios a empresas por valor de hasta 300.000 millones de euros y la suspensión del pago del alquiler y los gastos de luz y agua para las pymes en apuros.

Por último, el Estado francés ha anuncidado que se emplearán "todos los medios" para proteger a las grandes empresas del país de posibles ataques en bolsa. Esto incluye la participación pública en sus capitales o la nacionalización de las consideradas estratégicas. Asismismo, se ha prohibido las ventas al descubierto para 92 valores de la Bolsa de París, informa Eva Cantón.

Alemania: préstamos ilimitados a empresas y medidas para evitar despidos

La explanada frente a la Puerta de Brandenburgo, desierta a causa de la epidemia de coronavirus. / MICHELE TANTUSSI (reuters)

La reacción del Gobierno federal alemán ante las seguras repercusiones económicas de la crisis generada por el coronavirus no se han hecho esperar: un país tan dependiente de las exportaciones como Alemania, que además ha estado esquivando la recesión por muy poco durante los últimos trimestres, necesitará el apoyo del Estado para mantener sus estructuras y evitar despidos masivos. La experiencia de la Gran Recesión de hace una década podría servir de referencia, como ha reconocido la propia Angela Merkel durante los últimos días.

El Gobierno federal ha puesto más de 48.000 millones de euros a disposición como primer muro de contención para apoyar a empresas e inyectar en la economía. Además, estaría dispuesto a desembolsar 35.000 millones más y se despediría así en el 2020 de la senda del déficit cero que lleva años pregonando Berlín.

La Agencia Federal de Empleo, dependiente del Ministerio federal de Trabajo, también se reserva 26.000 millones de euros para apoyar a las empresas en programas de recortes de jornada que eviten oleadas de despidos. Es un mecanismo que Alemania ya puso en marcha en la recesión del 2009.

El sistema de salud público se reserva 20.000 millones de euros para hacer frente a las posibles contingencias sanitarias generadas por el virus. El principal objetivo en este momento es ralentizar el contagio para que el sistema público de salud no colapse. En caso de ser necesario, el gobierno alemán utilizaría ese dinero para evitar el colapso.

El ministro federal de Finanzas, el socialdemócrata Olaf Scholz, y el de economía, el democristiano, Peter Altmaier, ya dijeron la semana pasada que la Gran Coalición gobernante pone "todas las armas encima de la mesa" para enfrentar esta crisis. Berlín asegura disponer de más de 500.000 millones de euros para ofrecer préstamos ilimitados a las empresas alemanas a través del banco público KfW. De ese dinero también podrían salir más programas de estimulación económica con dinero público. Alemania ha conseguido reducir su deuda acumulada durante los últimos años, lo que le permite contar con un mullido colchón financiero para hacer frente a la actual situación, informa Andreu Jerez.

Reino Unido: el mayo rescate desde la crisis del 2008

Dos mujeres con máscara en el centro de Londre / ReUTERS / HANNAH MCKAY

El Reino Unido ha presentado este martes el mayor paquete de rescate económico desde la crisis financiera del 2008, para hacer frente a la epidemia del coronavirus. "Debemos actuar como cualquier Gobierno en tiempo de guerra y hacer todo lo que haga falta para sostener nuestra economía", ha declarado el primer ministro Boris Johnson, quien admite ahora que es necesario pisar el acelerador para atajar la infección. Hay que "ir más allá y más rápido", afirmó.

El ministro de Finanzas, Rishi Sunak, ha prometido 330.000 millones de libras (360.000 millones de euros) en préstamos garantizados por el Estado para sostener a las empresas amenazadas por los efectos del coronavirus.  "Cada empresa que necesite efectivo para pagar los alquileres, salarios, suministros o comprar de stock podrá acceder a un crédito respaldado por el gobierno a condiciones atractivas", ha indicado.  Sunak ha anunciado ayudas especiales para negocios como pubs y clubs, que se han quedado sin clientela, desde que el lunes Johnson pidiera a los británicos que no frecuentaran estos locales y se quedaran en casa. 

El Gobierno ofrece además ayudas de hasta 25.000 libras a cada empresa, que en el caso de las más pequeñas será de 10.000 libras. También se permitirá un retraso de hasta tres meses en el pago de la hipoteca a los ciudadanos que lo precisen. "Esta es una emergencia sanitaria, pero también una emergencia económica", declaró Sunak, quien pidió la las compañías que "no empiecen a despedir empleados. Vamos a ayudarles en todo este proceso. No tienen que apresurarse a la hora de tomar este tipo de decisiones".