19 sep 2020

Ir a contenido

EPIDEMIA GLOBAL

Boris Johnson anuncia nuevas recomendaciones a los británicos para frenar el coronavirus

Hasta ahora Johnson se ha resistido a las acciones drásticas y mantiene una estrategia de no imponer restricciones ante los contagios

Begoña Arce

Viajeros con máscaras en el aeropuerto de Heahtrow, este lunes.  

Viajeros con máscaras en el aeropuerto de Heahtrow, este lunes.   / ADRIAN DENNIS / AFP)

Boris Johnson dio el lunes nuevas y más severas recomendaciones a los ciudadanos para enfrentarse a la imparable epidemia del coronavirus.  El primer ministro, acompañado por los dos asesores científicos, pidió a los británicos que, a partir de ahora eviten todo contacto social.

La epidemia, reconocieron,  está a punto de extenderse rápidamente por el país y Londres se halla a la cabeza con diferencia en esa escalada de contagios. Johnson sin embargo no impuso restricciones, ni cierres,  y prefirió apelar a la "responsabilidad y madurez" de la población.

Aislamiento social

“Ahora es el momento para todos de evitar todo contacto social que no sea esencial y renunciar a todos los viajes innecesarios. La gente tiene que empezar a trabajar desde casa siempre que sea posible y evitar pubs, clubs, teatros y otros locales sociales”, declaró el primer ministro.

Familias enteras deberán permanecer en casa durante 14 días aisladas si uno de los miembros tiene tos y fiebre persistente. Las escuelas sin embargo permanecerán abiertas. En los próximos días, "las personas con problemas de salud graves deberán asilase socialmente por un periodo de doce semanas" señaló Johnson. La recomendación también podría extenderse a  los mayores de 70 años y las embarazadas.

El objetivo de estas recomendaciones, según Johnson, muy criticado por su pasividad y falta de transparencia en esta crisis, es "ralentizar la difusión de la enfermedad, reducir el punto crítico, salvar vidas, minimizar sufrimiento y dar a la sanidad pública (NHS) la posibilidad de soportar" la avalancha de enfermos.

Estrategia peligrosa

La estrategia del Gobierno británico de retrasar cualquier restricción para frenar la expansión del coronavirus puede conducir a un desastre sanitario, con un alto coste de vidas humanas que supere el medio millón de víctimas. Un documento oficial secreto del organismo responsable de la sanidad pública en Inglaterra, filtrado por el diario 'The Guardian' , advierte que la epidemia puede prolongarse hasta la primavera del próximo año y requerirá la hospitalización de casi ocho millones de personas.

El ministro de sanidad, Matt Hancock, reconoció el domingo que el Reino Unido no tiene suficientes respiradores para atender a las personas que deban ser hospitalizadas. El gobierno  pedirá  a las industrias, un esfuerzo para reforzar la producción de equipos médicos esenciales  necesarios para enfrentarse a la epidemia.  Hancok negó que se estén anteponiendo los intereses económicos a la salud pública. En un intento de contrarrestar el descontento, el equipo del primer ministro anunció que a partir de ahora se celebrará una conferencia de prensa informativa diaria, con la participación de Johnson o de otra autoridad del Ejecutivo.

Medio millón de fallecidos

El documento de la Public Health England (PHE), que ha alarmado a los británicos, señala que el 80% de la población podría resultar contagiada por el virus, una cifra que el consejero médico del gobierno, Chris Whitty, había descrito el pasado jueves como, la peor de las expectativas posibles que se está barajando.

De acuerdo con el informe del PHE, "hasta el 80% de la población se espera que resulte infectada con Covid-19 en los próximos 12 meses y hasta el 15% (7.9 millones de personas) necesiten hospitalización".  'The Guardian' cita a un responsable de la sanidad pública (NHS) que está involucrado en los preparativos de la expansión del virus, quien calcula que, con ese 80% de la población infectada, el 1%, 531.000 personas, moriránWhitty, el asesor médico del gobierno, rebaja el porcentaje a un 0,6% y el número de fallecidos a 318.600, una cifra que sigue siendo pavorosa.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

Expertos y asesores del ejecutivo calculan que el punto máximo de la epidemia estallará entre mayo y junio, auqnue esa expasión parece acelerarse. Para entonces, las autoridades británicas esperan que los hospitales estén más desahogados, pasada la crisis habitual del invierno y que, con suerte, haya nuevos tratamientos posibles. En otoño e invierno el virus puede resurgir con fuerza.   

Los mayores de 70 años

Johnson prepara para este martes legislación de emergencia de manera que pueda imponer normas de excepción similares a las que actualmente ha adoptado España o Italia, si llega el caso. Hancok negó que el Gobierno esté permitiendo que el virus se extienda para lograr una "inmunidad colectiva", contradiciendo así lo dicho la pasada semana por el asesor científico de Johnson, Patrick Wallance.