21 sep 2020

Ir a contenido

CITA ELECTORAL EN FRANCIA

Macron pierde su apuesta de mantener las elecciones pese a la crisis del coronavirus

Una abstención récord deja en el aire la segunda vuelta de las municipales en Francia

Eva Cantón

Máscaras y guantes de látex en un centro de votación en Lyon (Francia).

Máscaras y guantes de látex en un centro de votación en Lyon (Francia). / LAURENT CIPRIANI (AP)

Francia se encuentra en la fase tres de la alerta sanitaria por coronavirus, tiene 5.423 infectados, 900 más que hace 24 horas, y los muertos ascienden a 127; los cafés, restaurantes y comercios no esenciales están cerrados al menos hasta el 15 de abril y los expertos llevan días alertando de que el país se acerca al escenario italiano, pero aun así ha celebrado este domingo la primera vuelta de las elecciones municipales a las que estaban llamados 47 millones de electores.

Eso sí, la jornada se ha saldado con una abstención récord del 54% que arroja dudas sobre la oportunidad de mantener los comicios, a pesar de que el ministro del Interior, Christophe Castaner, considera que ese porcentaje “no tiene nada de inédito”.

Además, está en el aire la celebración de la segunda vuelta prevista el próximo domingo 22 de marzo. El presidente de Europa Ecología Los Verdes, Jannick Jadot, ha pedido posponerlo y la ultraderechista Marine Le Pen ha dado por hecho que no se mantendrá.

Le Pen ha reclamado también a Emmanuel Macron confinar a toda la población y cerrar las fronteras con los países más afectados por el virus, entre ellos Italia y España. “Un día habrá que sacar conclusiones de las decisiones tomadas por el presidente, y de las que no tomó”, avisó.

El primer ministro, Edouard Philippe, se ha felicitado del respeto escrupuloso de las consignas sanitarias en los colegios electorales, pero ha admitido que la abstención revela la creciente inquietud de los franceses ante la epidemia.

Así pues ha anunciado que antes de decidir si se mantiene o no la segunda vuelta consultará con los expertos científicos y la clase política. De aplazarse, algunos juristas sostienen que se invalidaría el resultado de la primera y obligaría a los electores a volver a empezar todo el proceso.

Hidalgo mantiene París

En cuanto a los resultados, los primeros datos sitúan claramente en cabeza al candidato de Reagrupación Nacional (ex Frente Nacional), Louis Alliot, con un 35,2% de los votos en Perpignà, mientras que el alcalde saliente, Jean-Marc Pujol, obtendría solo el 18,7% de los sufragios. “Perpignà necesita un cambio”, proclamó Alliot al conocer el veredicto de las urnas.

Los ministros que concurrían a las municipales, entre ellos Edouard Philippe en Le Havre o el titular de Cultura, Franck Riester, en Coulommiers, han salido bien parados al liderar la carrera. Los ecologistas encabezan Burdeos mientras que en Lille es la socialista Martine Aubry quien logra la primera plaza. La actual alcaldesa de París, la también socialista Anne Hidalgo, supera a su principal rival, Rachida Dati.

En muchas ciudades será imposible saber el color político del próximo alcalde si la segunda vuelta no se celebra porque suele depender de las alianzas que se fraguan entre las dos vueltas.

El coronavirus lo contamina todo y en el aire está también la posibilidad de que Emmanuel Macron termine declarando el estado de emergencia previsto en la Constitución en caso de catástrofe pública, como puede ser una epidemia.

 “Vamos hacia una epidemia generalizada en los próximos días, pero todo dependerá del comportamiento del virus y sobre todo del respeto colectivo de las medidas de barrera”, advertía este sábado el director general de Sanidad, Jérôme Salomon.

París ha dejado este domingo imágenes poco frecuentes, como los Campos Elíseos con todos sus comercios cerrados al público o zonas turísticas con escasa afluencia pero también la de muchos parisinos, ajenos a las recomendaciones sanitarias, llenando mercados y jardines en un día soleado.

La tranquilidad de algunos contrasta con la opinión de los expertos en epidemiología. Según el diario Le Monde, que ha consultado las estimaciones del impacto del virus realizadas por los científicos que asesoran a Macron, el escenario para Francia es alarmante si no se toman medidas de prevención o contención.

En el peor de los casos, es decir asumiendo la hipótesis de una transmisibilidad y mortalidad probable de las más elevadas, el Covid-19 podría causar entre 300.000 y 500.000 muertos. Francia necesitaría además entre 30.000 y 100.000 unidades de cuidados intensivos para atender a los pacientes en el pico de la epidemia.

Dos países parecen haberse enfrentado también en Twitter, donde unos defendían su derecho a votar y otros, entre ellos muchos médicos, boicoteaban las elecciones bajo el hastag #jeniraipasvoter, (yonoiréavotar)

En estas elecciones el reto para el partido presidencial La República en Marcha era lograr una representación local de la que ahora carece, mientras que para los partidos tradicionales, el objetivo es demostrar su capacidad de recuperación respecto al descalabro de las europeas, en el caso de Los Republicanos, o de supervivencia en el caso del Partido Socialista.