El drama de la inmigración

La UE y Turquía reanudan el diálogo tras el choque migratorio

Encargan al jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, y su homólogo turco examinar la aplicación del pacto de 2016

Erdogan arremete contra Grecia y dice que es un "sinsentido" que apunte a Ankara como responsable de la oleada de refugiados

Erdogan, presidente de Turquía, y Michel, presidente del Consejo de Europa, en Bruselas.

Erdogan, presidente de Turquía, y Michel, presidente del Consejo de Europa, en Bruselas. / EFE EPA / STEPHANIE LECOCQ

4
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

La Unión Europea y Turquía retoman el diálogo tras las tensiones vividas en las últimas semanas en la frontera greco-turca. El viaje relámpago de su presidente, Recep Tayyip Erdogan, a Bruselas, para entrevistarse con los dirigentes europeos, no ha servido de momento para plasmar ningún acuerdo concreto, pero ambas partes se han comprometido a examinar punto por punto la aplicación del acuerdo migratorio cerrado en el 2016, por el que Ankara aceptó blindar la frontera con Grecia y asumir en su territorio a los refugiados llegados desde Siria a cambio de 6.000 millones de euros, de los cuales la UE ha comprometido 4.700 millones y ha desembolsado ya unos 3.200 millones. 

Los encargados de evaluar el cumplimiento "político y técnico" del pacto, que para la UE sigue siendo válido, serán el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell y su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu. Ambos se encargarán de estudiar "que está en vigor y qué falta para implementarlo" y si Bruselas y Ankara hacen la misma interpretación del contenido, han explicado los presidentes de la UE y la Comisión, Charles Michel Ursula von der Leyen, tras un encuentro de algo de más de dos horas con Erdogan. 

"Somos conscientes de que Turquía esta realizando un enorme esfuerzo acogiendo a millones de refugiados, pero lo que ha sucedido en la última semana no puede volver a ocurrir. Necesitamos una estrategia que evite una escalada de las tensiones en el futuro", ha reclamado la alemana que hace una semana calificó a Grecia como el "escudo de Europa" aunque eludió pronunciarse sobre la violencia en la frontera ejercida contra los refugiados.

Reducir la tensión

"Las fronteras europeas hay que protegerlas y los derechos fundamentales, también. Los dos tienen que hacerse simultáneamente. Por esta razón nos reunimos con Erdogan. Por eso nos esforzamos en reducir la tensión, para encontrar una solución que nos lleve a una situación adecuada", ha indicado este lunes insistiendo en que "toda respuesta debe ser proporcionada", que "el uso de la violencia excesiva nunca es aceptable" y que "harán falta investigaciones" sobre los supuestas denuncias de violencia.

Pese a las acusaciones y amenazas de las últimas semanas por parte de Ankara, que utiliza a los refugiados como moneda de cambio para presionar a Europa, la UE considera que el encuentro con Erdogan es el "primer paso" para restablecer los canales de comunicación con un país que es clave en la gestión de los flujos migratorios. "Es bueno que las líneas de comunicación con Turquía sigan abiertas y activas", ha celebrado la presidenta de la Comisión. "Es un paso importante en la buena dirección pero hay trabajo que hacer para rebajar la tensión", ha reconocido Michel. 

Erdogan exige ayuda en Siria

Pero lo cierto es que la visita exprés del mandatario turco no ha cambiado ni un ápice la realidad, tal y como ha quedado patente en cuanto Erdogan ha abierto la boca en Bruselas. "Es un sinsentido que un aliado y vecino apunte a Turquía como responsable de la oleada de inmigración irregular. No vamos a permitir que este país utilice la situación actual y a la UE para sacar un beneficio injusto", ha advertido en referencia a su vecina Grecia y exigiendo "apoyo" de los aliados en Siria.

Noticias relacionadas

Ha sido durante la primera parada del viaje en la sede de la OTAN donde ha abordado ambos asuntos con el secretario general Jens Stoltenberg. En un terreno más propicio a sus intereses, el dirigente turco ha avisado que la crisis Siria afecta también a Europa y que ningún país europeo puede permitirse el lujo de seguir indiferente al choque y la tragedia humanitaria siria. "Turquía ha estado luchando contra la amenaza y los peligros que se originan en Siria durante nueve años exactamente. Somos el único país de la OTAN que ha luchado hombre a hombre frente al Daesh. Esperamos el apoyo concreto de todos nuestros aliados por esta lucha que Turquía ha llevado a cabo por su cuenta y con gran sacrificio", ha reclamado."Es también esencial que los aliados muestren solidaridad sin discriminación o condiciones políticas. El apoyo que pedimos debe llegar sin más retraso", ha exigido.

Menores no acompañados

Por su parte, von der Leyen también ha defendido este lunes una solución particular para los menores no acompañados que se encuentran en las islas griegas. "Estoy muy preocupada por su situación" porque "son los más vulnerables. Es urgente trasladarlos de las islas y encontrarles un lugar seguro", ha destacado. Hasta ahora, hay cinco estados miembros que han respondido positivamente a su llamada de urgencia –Francia, Portugal, Luxemburgo, Finlandia y Alemania- para acoger a parte de estos menores en su territorio pero "se necesitará más ayuda", ha recordado. Desde Berlín, por ejemplo, el Gobierno alemán ha anunciado su disposición a acoger a entre 1.000 y 1.500 menores