25 nov 2020

Ir a contenido

La UE se vuelca con Grecia y ofrece su pleno apoyo en la crisis migratoria

Los presidentes de las tres instituciones europeas se desplazarán este martes a la frontera grecoturca

El vicepresidente de la CE, Margaritis Schinas, advierte que nadie puede "chantajear ni intimidar" a la UE

Silvia Martinez

Detención de un inmigrante tras unos enfrentamientos en Lesbos.

Detención de un inmigrante tras unos enfrentamientos en Lesbos. / ANGELOS TZORTZINIS / AFP

Los cuatro años en los que Turquía ha ejercido de guardián de las fronteras exteriores de la Unión Europea, a cambio de 6.000 de millones de euros -de los que se han desembolsado 2.300- para financiar la acogida de los refugiados sirios y evitar que lleguen a Europa, han permitido a los 27 gobiernos europeos ganar tiempo, pero no han resuelto el problema de fondo. Y la decisión del Gobierno de Recep Tayip Erdogan de abrir sus frontera con Grecia y dejar pasar a miles de refugiados amenaza revivir la repetir la crisis migratoria de hace cinco años, ante la preocupación de la UE. 

"Turquía está en una situación difícil respecto a los refugiados e inmigrantes pero lo que estamos viendo ahora no puede ser la solución ni la respuesta", ha avisado este lunes la presidencia de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Bruselas ha intensificado los contactos con las autoridades turcas a todos los niveles políticos para establecer un "terreno común" y "discutir dónde puede ser necesario el apoyo" europeo, teniendo en cuenta que hay un acuerdo en marcha "que es la base adecuada", ha recordado von der Leyen.

Viaje a la región

Von der Leyen tiene previsto desplazarse este martes, junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el del Parlamento Europeo, David Sassoli, a la frontera entre Turquía y Grecia para conocer la situación 'in situ' y mostrar la solidaridad europea. "Hemos constatado que hay muchas informaciones falsas. Hay una máquina de desinformación muy activa más allá de Grecia así que hay que ser prudentes", ha valorado Sassoli. 

"Nuestra prioridad es dar a Bulgaria y Grecia todo el apoyo que necesitan para gestionar la situación sobre el terreno porque el desafío al que se enfrenta ahora mismo Grecia es un desafío europeo", ha asegurado Von der Leyen. Pero "nadie puede chantajear ni intimidar a la Unión Europea", ha añadido desde Berlín el vicepresidente y responsable de inmigración, Margaritis Schinas, que este martes también se desplazará a Grecia. 

Los tres presidentes de las instituciones europeas también tienen previsto reunirse con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, que el pasado domingo anunció la suspensión de la tramitación de todas las demandas de asilo durante al menos un mes en respuesta a la decisión de Turquía de abrir sus fronteras. Sobre esta medida, Bruselas ha evitado pronunciarse y está en manos de los servicios jurídicos comunitarios. Atenas también solicitó el pasado domingo a Frontex el envío de equipos de intervención rápida a la frontera greco turca, petición que ha recibido este lunes una respuesta positiva.