21 oct 2020

Ir a contenido

Crisis política

Miles de manifestantes reclaman elecciones justas en República Dominicana

La oposición salió a la calles para exigir un proceso confiable luego de que se anularon las votaciones por un fallo en el sistema tecnológico utilizado en las urnas

El Periódico

Protestas sociales en República Dominicana.

Protestas sociales en República Dominicana. / EFE

La oposición dominicana se echó este domingo a la calle, en una inédita manifestación conjunta de trece partidos políticos, para exigir al Gobierno y a las autoridades electorales que velen por que los próximos comicios sean justos y equitativos.

La manifestación congregó por las avenidas del centro de Santo Domingo a miles de personas bajo las banderas y colores de sus respectivos partidos, que juntos suman 88 de los 190 diputados del Parlamento.

La caravana se llevó a cabo una semana después de que se abriera una crisis política a raíz de la anulación de las elecciones municipales del 16 de febrero, debido a un supuesto fallo técnico en las máquinas de votación automatizada, que se usaban por vez primera.

Malestar popular

"Es pa' fuera que van", gritaban insistentemente a ritmo de merengue los altavoces instalados por los organizadores en camionetas que amenizaron la marcha. La expresión, en este caso, era una alusión directa al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), del presidente, Danilo Medina, formación que está en el poder de forma ininterrumpida desde 2004.

El expresidente Leonel Fernández, que abandonó el PLD el pasado mes de octubre, y el opositor Luis Abinader, lideraron la marcha pero no participaron en los discursos principales y solo hicieron breves declaraciones a la prensa.

La marcha fue convocada en reacción a la anulación de las elecciones municipales hace una semana, en un intento de los partidos de oposición de canalizar el malestar popular hacia el partido gobernante.

Fraude electoral

Los políticos de oposición culparon directamente al Gobierno de haber ordenado la suspensión de los comicios, alegando que de este modo trataba de evitar una derrota en esta cita electoral, que es clave para las presidenciales y legislativas de mayo próximo.

"Se planificó y ejecutó un bloqueo de las elecciones municipales cuando vieron que sufrirían en las urnas uno de los más dramáticos rechazos de la historia electoral dominicana", denunció la política opositora Faride Raful, al dar lectura a un manifiesto conjunto de las trece fuerzas.

El manifiesto incidió en que la supuesta derrota del partido gobernante en las urnas, sería reflejo de la "fatiga" que viene mostrando la sociedad dominicana "por los abusos del Estado, por la inseguridad ciudadana, el crecimiento de la desigualdad" y "por los más altos niveles de corrupción e impunidad".

Peticiones de los manifestantes

Asimismo, los opositores presentaron un manifiesto con diez reivindicaciones para poder "recuperar la credibilidad y la confianza" en las elecciones, garantizando que son justas y equitativas. Entre esas peticiones, exigieron que el partido en el poder deje de aprovecharse de su posición de poder y de los recursos económicos del Estado, para sacar ventaja en los comicios y favorecer a sus candidatos.

En concreto, pidieron que los funcionarios dejen de hacer campaña electoral, que se suspenda inmediatamente "todos los repartos clientelistas" y que cese toda la publicidad estatal de corte político. Del mismo modo, la oposición demandó mayor presencia en las juntas electorales y que se persigan los delitos electorales, en especial la compra de votos, una práctica que sigue siendo habitual en la República Dominicana.

La manifestación, en algunos momentos, se asemejaba a un acto electoral, puesto que muchos de los asistentes vestían ropas de campaña con el nombre de sus candidatos y el cargo al que aspiran en los comicios.

Fines políticos

De hecho, una de las formaciones que iba a participar en la marcha, el partido Alianza País, que tiene un diputado, rechazó acudir a la misma en la víspera alegando que algunos partidos la habían "desvirtuado". De igual manera, también se desmarcaron de la convocatoria los grupos de jóvenes que han promovido protestas apartidistas en la última semana, congregando a miles de personas a diario frente a la sede de la autoridad electoral.

Los convocantes de esas protestas apartidistas, en las que participan en su mayoría jóvenes, decidieron no salir a la calle este domingo para no ser confundidos con las oposición, aunque organizaron tres caceroladas a lo largo del día. Los jóvenes pretenden retomar este lunes sus protestas frente a la sede de la Junta Central Electoral (JCE).

El próximo jueves aspiran a organizar una manifestación con cientos de miles de asistentes, coincidiendo con el día de la Independencia de la República Dominicana y con el discurso a la nación que realiza anualmente en esa fecha el presidente Medina. Las protestas agregan incertidumbre a las elecciones municipales, que se repetirán el próximo 15 de marzo, y a las presidenciales y legislativas del 17 de mayo, que dibujarán un nuevo mapa del poder en el país caribeño.