24 sep 2020

Ir a contenido

Decisión inapelable

Evo Morales sobre el rechazo a su candidatura: "Un golpe a la democracia"

El expresidente de Bolivia reaccionó así luego de que el Tribunal Supremo Electoral de su país decidiera no aceptar su postulación al Senado en las elecciones de mayo próximo

El Periódico

Evo Morales.

Evo Morales. / DPA / JAIR CABRERA TORRES

El ex presidente boliviano Evo Morales, calificó de "golpe" a la democracia el rechazo por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia de su candidatura a senador, en las elecciones de mayo próximo.

"La decisión del Tribunal Supremo Electoral es un golpe contra la democracia", escribió en su cuenta de Twitter Morales, quien se encuentra en Argentina desde diciembre.

Un proceso complicado

Morales consideró asimismo que "el objetivo final es la proscripción" de su partido político, el Movimiento al Socialismo (MAS), que se presentará a las elecciones con Luis Arce, exministro de Morales, como candidato a la Presidencia.

Tanto la candidatura de Morales al Senado, como la de Arce a la Presidencia, habían sido observadas hasta aclarar si cumplían el requisito de residir en el país desde al menos cinco años antes para los aspirantes a presidente y de dos en el caso de senadores y diputados.

"Saben que cumplo todos los requisitos para ser candidato", sostuvo Morales poco después de que se conociera la decisión del TSE. El exmandatario ha convocado para este viernes una rueda de prensa en Buenos Aires.

Decisión inapelable

El TSE de Bolivia se pronunció sobre una serie de candidaturas incluida la de Morales, a la que había observado sobre el cumplimiento de los requisitos para concurrir a los comicios del 3 de mayo.

El presidente del tribunal electoral, Salvador Romero, dijo en rueda de prensa en La Paz que la decisión es "inapelable". Sin embargo, sí fue admitida la candidatura de Luis Arce a presidente por el MAS.

Evo Morales anunció el 10 de noviembre su renuncia, denunciando un golpe de Estado para derrocarlo en medio de presiones de mandos policiales y militares, entre otras, y al día siguiente salió hacia México, donde estuvo asilado. Luego viajó en diciembre a Argentina, donde permanece tras solicitar refugio y desde donde ejerce de jefe de campaña del MAS para las elecciones en Bolivia.