06 abr 2020

Ir a contenido

Ayuda internacional

Unicef pide 39 millones de euros para fortalecer la lucha contra el coronavirus

Este organismo solicita estos fondos de manera urgente para reducir la transmisión y aumentar la comunicación efectiva para dar a conocer los riesgos de esta nueva enfermedad

El Periódico

Personal médico atiende a pacientes por el coronavirus en China.

Personal médico atiende a pacientes por el coronavirus en China. / Polaris

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha solicitado 42,3 millones de dólares (39,04 millones de euros) para apoyar la respuesta mundial al brote del nuevo coronavirus Covid-19 y fortalecer así la respuesta y la prevención en países de alto riesgo.

Estos fondos son necesarios "con urgencia". "Esta es una carrera contrarreloj. El objetivo inmediato es reducir la transmisión de persona a persona, pero también ayudar a los niños en áreas donde su acceso a servicios esenciales ha sido interrumpido", ha declarado la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

Acciones preventivas

Los fondos iniciales apoyarán el trabajo de Unicef para reducir la transmisión del virus, entre otras cosas, fortaleciendo la comunicación para dar a conocer los riesgos y abordando la desinformación para que los niños, las mujeres embarazadas y sus familias sepan cómo prevenir la propagación del coronavirus y dónde buscar ayuda.

Para paliar el mayor impacto del brote, Unicef apoyará el acceso a las oportunidades de aprendizaje a distancia para los niños que no pueden acudir a la escuela, así como la salud mental y el apoyo psicosocial a los niños y las familias afectadas.

"Estamos especialmente preocupados por el posible impacto secundario del brote. Es fundamental que el acceso de los niños a los servicios de aprendizaje, salud, nutrición y protección no se vea afectado", ha subrayado Fore. "Estamos esperando lo mejor, pero debemos prepararnos para lo peor", ha advertido Fore.

Apoyo urgente a países de Asia

La respuesta actual de Unicef se centra en apoyar al Gobierno de China y a los países de la región, donde hasta este momento se han detectado la mayoría de los casos.

Desde el 29 de enero, Unicef ha enviado trece toneladas de suministros, incluidos trajes de protección, mascarillas, gafas y guantes para el uso de los trabajadores sanitarios. Se están preparando envíos adicionales y UNICEF está preposicionando suministros en ubicaciones clave.

"Dada la naturaleza impredecible del virus y la continua propagación, Unicef también está en contacto con gobiernos, contrapartes de la Organización Mundial de la Salud y otros aliados para desarrollar planes de contingencia en otras regiones, especialmente en países con sistemas de salud más débiles y capacidad limitada para enfrentar brotes de enfermedades importantes", destaca el comunicado de la organización.