07 ago 2020

Ir a contenido

CONFLICTO EN VENEZUELA

Maduro arresta al tío de Guaidó para comprobar si conserva el apoyo popular

Márquez fue detenido en el aeropuerto de Caracas por portar "material explosivo", pero su sobrino asegura que es un montaje

Abel Gilbert

El diputado Juan Guaidó encabeza el rechazo a las elecciones parlamentarias convocadas por el madurismo

El diputado Juan Guaidó encabeza el rechazo a las elecciones parlamentarias convocadas por el madurismo / ARIANA CUBILLOS (AP)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que Juan Guaidó será encarcelado cuando los tribunales venezolanos lo ordenen. "No ha llegado ese día, pero va a llegar", auguró. El "presidente encargado" reconocido por EEUU y otros 54 gobiernos sostiene que Maduro no tiene las "esféricas", en referencia a sus atributos, para arrestarlo. Los antagonistas políticos no han hecho más que formular verdades a medias. Lo que ambos callaron tiene que ver con las proyecciones políticas de la detención de Juan José Márquez, el tío de Guaidó. Márquez llegó el pasado 12 de febrero a Caracas junto con su sobrino procedente de Lisboa. Pero no abandonaron juntos el aeropuerto internacional Simón Bolívar.

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y número dos del madurismo, Diosdado Cabello, informó horas más tarde que Márquez había descendido del avión de TAP Air Portugal como una suerte de Rambo caribeño encubierto. Llevaba consigo "sustancias químicas de naturaleza explosiva", "linternas táctiles" y "chaleco antibalas" que violan las normas más elementales de la aeronáutica civil.  Y por eso se lo llevaron oficiales de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCM). 

El ministerio de Exteriores consideró que la compañía portuguesa había sido cómplice de los hechos al permitir a Guaidó el abordaje del vuelo TP173 con una identificación falsa y acompañado de un tío al que le confiscaron "material prohibido". Para el canciller de Venezuela Jorge Arreaza, "ambas situaciones solo han podido desarrollarse con la anuencia de las autoridades policiales de ese país". Su colega portugués, Augusto Santos Silva, sostuvo que las acusaciones carecen de todo sentido y no son otra cosa que "una manera de intimidar" al dirigente opositor.

Guaidó estima que "la dictadura queda en ridículo con esta evidencia" en el equipaje de su tío. A su criterio "es un desprecio al raciocinio" al sostener que un frasco de perfume contiene "material de naturaleza explosiva". Como era de suponer, Washington no tardó en pedir la libertad de Máquez, rechazó " los absurdos cargos" en su contra y responsabilizó al Palacio de Miraflores de "la seguridad y bienestar" de la familia Guaidó.

Conspiraciones

El arresto del tío del presidente de una de las facciones en las que se partió la Asamblea Nacional (AN, Congreso) representa un paso más audaz que el cerco tendido alrededor de algunos de sus colaboradores más cercanos. El exdirector del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) Manuel Christopher Figuera, quien abandonó el barco del madurismo el año pasado y conoce perfectamente el submundo de las conspiraciones estatales, consideró que se debe estar con "los ojos muy abiertos" para seguir el 'caso Márquez'.

Algunos analistas creen que su detención ha sido una suerte de globo sonda lanzado por el Gobierno sobre la base de una creencia varias veces enunciada: Guaidó ha perdido capacidad de movilización y liderazgo, y no tendrá otra alternativa que participar de las elecciones parlamentarias previstas para fines del 2020. El diputado avisó de que no se prestará a esa "farsa" ni a otro ningún acuerdo político. En Caracas se esperan ahora movimientos que pueden aumentar la escalada de este interminable y desgastante conflicto.