22 feb 2020

Ir a contenido

Recursos económicos

La UE apoya la inserción laboral de refugiados en México, Honduras y Costa Rica

La Unión Europea junto con la ONU y la Organización Internacional del Trabajo, han desarrollado un proyecto de financiación para ampliar la oferta de trabajo para estas personas

El Periódico

Programas de apoyo para refugiados.

Programas de apoyo para refugiados. / ONU

Con una financiación de 4 millones de euros por parte de la UE, la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisión Mexicana de Ayuda para Refugiados (Comar), presentaron este jueves en la Ciudad de México un plan de integración laboral de personas refugiadas en México, Costa Rica y Honduras.

El proyecto tendrá una duración de tres años y contará con una contribución financiera de 4 millones de euros por parte de la UE. "El trabajo es la mejor forma de inserción social y resuelve conflictos de pobreza y genera desarrollo, pero no cualquier tipo de trabajo, por eso hablamos de trabajo decente", dijo Gerardina González, directora de OIT para México y Cuba, en conferencia de prensa.

Beneficios para todos

González consideró que el proyecto brindará la oportunidad de aplicar al contexto mexicano los principios rectores de la OIT, sobre el acceso al mercado de trabajo para refugiados y otras personas desplazadas forzadamente. Por su parte, el representante de Acnur en México, Mark Manly, señaló que en los procesos ordenados de integración de personas refugiadas todos ganan: las personas refugiadas, los empleadores y la sociedad.

"La clave es el empleo formal y digno y eso implica trabajar con el sector privado", apuntó Manly. Destaco que la Acnur, en coordinación con el Gobierno mexicano, ha acompañado a más de 6.700 personas refugiadas a integrarse a ciudades del centro y norte del país.

Aporte al desarrollo económico

De ellas, el 50 % está en edad laboral y contribuyeron el año pasado a la economía formal con 40,6 millones de pesos (2,1 millones de dólares) en pago de impuestos. Precisó que del grupo que está en edad laboral, el 92 % encuentra un empleo formal y tras un año de trabajo sale de la pobreza y vive dignamente.

Además, el 80 % se quedan a vivir en la región que los acogió. Las agencias señalaron que el proyecto se llevará a cabo de forma coordinada con el Plan de Desarrollo Integral para México, El Salvador, Honduras y Guatemala. Acnur y la OIT se comprometieron a promover el diálogo social y político para eliminar barreras legales, técnicas, administrativas u otras que obstaculice el acceso a derechos de los refugiados.

Situación migratoria complicada

Sobre la financiación del proyecto, Jean-Pierre Bou, encargado de Negocios de la Unión Europea en México, dijo que la UE refrenda su compromiso de ayuda a México y Centroamérica y el fortalecimiento de sus políticas migratorias.

"La situación en materia migratoria es más complicada que antes debido al gran número de migrantes que atraviesan México", dijo Bou. Recordó que desde octubre de 2018 en Centroamérica, comenzaron a organizarse caravanas de migrantes por lo que es necesario poner atención en estas personas.

"A corto y mediano plazo los países se pueden beneficiar de los aspectos positivos de la migración", añadió Bou. Según datos de la Comar, en 2019 unas 70.302 personas solicitaron asilo en México, un aumento del 137 % comparado con 2018.

El titular de la Comar, Andrés Ramírez Silva, dijo que el proyecto "es necesario e indispensable", ya que el número de refugiados está creciendo exponencialmente cada año. Como ejemplo puso el número de solicitudes de refugio en enero de 2020, al totalizar 5.736, un 50 % más que enero de 2019.