30 mar 2020

Ir a contenido

Crisis política en el país caribeño

Maduro quiere que España y otros países ayuden a encontrar una salida al conflicto político en Venezuela

Durante una rueda de prensa, el presidente dijo también que cuando los tribunales orden el arresto de Juan Guaidó, "ese día ira a la cárcel"

Abel Gilbert

Maduro dijo que los créditos que otorgue la banca pública a la pequeña y mediana industria se entregarán en petros.

Maduro dijo que los créditos que otorgue la banca pública a la pequeña y mediana industria se entregarán en petros.

Venezuela quiere que España y "otros países amigos", entre ellos México y Argentina, faciliten el diálogo con la oposición para resolver el conflicto político que tiene al país en la miseria y sin salida a la vista. La propuesta salió de boca del presidente Nicolás Maduro durante una rueda de prensa en el Palacio de Miraflores. A su vez, Maduro parece tener un plan B si esa hoja de ruta no se hace realidad. En ese sentido, aseguró que cuando los tribunales venezolanos ordenen el arresto del diputado Juan Guaidó, "ese día va estar en cárcel". Guaidó ha sido reconocido como "presidente encargado" por EEUU y 54 gobiernos, entre ellos, el español.

El madurismo cree que su capacidad de encolumnar detrás suyo a la oposición sigue menguando más allá de los sonoros respaldos internacionales que recibe el legislador. Guaidó ha prometido nuevas movilizaciones para imponer condiciones políticas a Maduro. "No ha llegado ese día, pero va a llegar", dijo el jefe de Estado sobre la eventual detención de su principal antagonista.

Mesa de negociación

Pero a la par, su diplomacia explora la salida consensuada al atolladero de la mano de España y otras naciones y la misma Unión Europea. Para Maduro, las conversaciones deberían comenzar antes de que se convoquen elecciones parlamentarias, previstas en princpio para fines de este año. El diálogo podría crear condiciones para una reforma del Consejo Nacional Electoral (CNE).

De acuerdo con Maduro, en España se hizo "una novela, el Delcygate", en alusión a la conversación que tuvo la vicepresidenta Delcy Rodríguez con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos. "Eso es secreto de Delcy, ella no me ha contado ese secreto, qué hablo con Ábalos", señaló sobre ese encuentro en Barajas.

Por último, Maduro afirmó que su Gobierno espera un fallo favorable de la Corte Penal Internacional (CIP) en relación con la demanda contra las sanciones norteamericanas. "Nosotros vamos con toda la buena fe para que haya justicia. El poder de las pruebas que tiene Venezuela tiene un solo camino, la justicia", expresó.