27 sep 2020

Ir a contenido

REUNIÓN BILATERAL

Merkel y Erdogan muestran sus diferencias sobre el conflicto de Libia

La cancillera alemana promete más dinero a Turquía para detener la llegada de refugiados a Europa

Adrià Rocha Cutiller

Merkel recibe un regalo de Erdogan, este viernes en Estambul.

Merkel recibe un regalo de Erdogan, este viernes en Estambul. / AHMED DEEB (REUTERS)

La cancillera alemana, Angela Merkel, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, han mostrado este viernes sus diferencias sobre el conflicto de Libia, después de que el pasado domingo se celebrara una conferencia en Berlín en la que se acordó sumar esfuerzos para mantener el alto el fuego.

Durante una rueda de prensa en Estambul tras la reunión que han mantenido ambos dirigentes, Merkel ha considerado que la conferencia fue un paso positivo y que ahora "todos los bandos tienen que poner de su parte". "Pero Hafter no lo firmó. Dijo que sí, pero no ha firmado nada. Eso es intolerable", ha contestado Erdogan, mirando a su interlocutora. "El acuerdo fue aceptado por todas las partes. Hubo un acuerdo verbal", ha continuado Merkel. "Sí, pero ¿Hafter firmó?", ha dicho Erdogan. Merkel lo ha zanjado: "Creo que aquí hay un malentendido. Continuemos".

Más sintonía han mostrado al revisar la situación en Siria. Merkel ha prometido que Alemania dará más dinero a Turquía para que este país lidie con los refugiados y evite, como lleva haciendo Ankara desde el 2015, que llegue otra masa de migrantes a Europa a través del mar Egeo.

"La contribución de Turquía con la crisis de los refugiados ha sido enorme -ha dicho la cancillera-. Tienen dentro de su país a 3,6 millones de refugiados sirios".

Refugios de ladrillo

Según el acuerdo de 2015, la UE se comprometió a entregarle, en varios años, 6.000 millones de euros a Turquía. Aún no han sido todos entregados, y el acuerdo termina este año. Merkel ha asegurado que quiere que continúe. "Esos 6.000 millones no son suficientes, claro, y tendremos que añadir más. Tenemos que seguir apoyando a Turquía porque los sirios aún no pueden volver a casa, [a Siria]", ha dicho la cancillera alemana, que se ha comprometido también a aportarle apoyo financiero a Erdogan para paliar la crisis que vive la región siria de Idleb.

La zona, situada al noroeste del país, está siendo sitiada por las fuerzas leales a Bashar al Asad, que llevan realizando, durante el último mes, avances militares sobre el terreno junto con bombardeos constantes sobre las ciudades de la región. "Idleb alberga a 4,5 millones de personas, y 400.000 de ellas han llegado a nuestra frontera -ha dicho Erdogan-. Bajo las condiciones del invierno, hemos decidido empezar la construcción de refugios de ladrillo. La cancillera ha ofrecido su apoyo. Le doy las gracias".