03 jul 2020

Ir a contenido

POLÉMICA MIGRATORIA

Trump aumenta el control de las embarazadas que soliciten visado

EEUU impone una nueva regla para limitar el "turismo de nacimiento" y evitar que obtengan la ciudadanía bebés nacidos en su territorio

Las voces críticas con la nueva medida temen que conduzca a la discriminación y olbigue a las mujeres a ocultar si están encinta

El Periódico

Una mujer hondureña que se dirigía a EEUU en una caravana migrante cuida de su recién nacido en un hospital en un hospital de la loclaiad mexicana de Puebla. 

Una mujer hondureña que se dirigía a EEUU en una caravana migrante cuida de su recién nacido en un hospital en un hospital de la loclaiad mexicana de Puebla.  / CARLOS GARCÍA (REUTERS)

La Administración del presidente Donald Trump ha lanzado este jueves una nueva norma que apunta a limitar lo que califica de "turismo de nacimiento" de las mujeres que ingresan en Estados Unidos con visas de turista para obtener la ciudadanía para sus bebés nacidos en suelo estadounidense.

Según la normativa del Departamento de Estado, que entrará en vigor este viernes, se les podría exigir a las mujeres embarazadas que soliciten visas de visitante que demuestren que tienen una razón específica para viajar más allá del parto, como una necesidad médica.

Trump se enfrenta a la reelección en noviembre y está haciendo de la restricción de la inmigración legal e ilegal uno de los puntos fuertes de su futura campaña. Durante su presidencia, ha criticado el derecho a obtener la ciudadanía de cualquier persona nacida en Estados Unidos, que se aplica incluso a los niños nacidos de turistas. Pero eliminar ese derecho requeriría un cambio en la Constitución de los Estados Unidos.

Ninguna ley del país prohíbe que las mujeres extranjeras viajen a los Estados Unidos para dar a luz, aunque los funcionarios de los consulados podrían exigir a los visitantes que demuestren que tienen los medios financieros para pagar un procedimiento médico si ese fuera el motivo del viaje.

En algunos casos, los supuestos operadores y clientes de compañías que promueven el "turismo de nacimiento" en  Estados Unidos han sido acusados ​​de proporcionar información falsa a las autoridades de inmigración para ocultar planes de dar a luz en el país.

Riesgos

El Departamento de Estado ha dicho en un comunicado que la nueva regla tiene como objetivo abordar riesgos de seguridad nacional, incluida la actividad criminal asociada con la industria para los viajes relacionados con el nacimiento.

La regla expone que los funcionarios consulares deben investigar a las mujeres viajeras para determinar si pueden estar embarazadas, pero no explica cómo los oficiales han de tomar tales determinaciones.

El Departamento de Estado ha detallado que los funcionarios no preguntarán a todas las solicitantes de visa si están embarazadas o si pretenden quedarse en estado de buena esperanza, sino que solo plantearán el problema si tienen "una razón específica" para creer que el único propósito de la visita a EEUU es el de dar a luz.

Inquietud

Sin embargo, las voces críticas temen que la nueva regla pueda conducir a la discriminación. "Es absurdo que la Administración Trump esté convirtiendo a los empleados de las embajadas y consulados en policías sobre la reproducción", ha dicho Kerri Talbot, director del Centro de Inmigración que brinda apoyo a los migrantes. "Las mujeres tendrán que ocultar sus embarazos solo para obtener una visa de turista para visitar Estados Unidos", ha destacado.

Las estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU muestran que aproximadamente 9.300 niños nacieron en el país en el seno de madres que viven en el extranjero en el 2017, y 900 más en territorios de ultramar. Las cifras no detallan cuntos de ellos son nacimientos de mujeres turistas.