30 mar 2020

Ir a contenido

CITA INTERNACIONAL EN JERUSALÉN

Netanyahu: "No puede haber otro Holocausto"

El primer ministro de Israel enzalza la voz y la fuerza de su país en el mundo en el 75º aniversario de la liberación de Auschwitz

Mateo Torres

Pence, Netanyahu, Putin, Rivlin, Macron y el príncipe Carlos, en el acto en Jerusalén.

Pence, Netanyahu, Putin, Rivlin, Macron y el príncipe Carlos, en el acto en Jerusalén. / EFE EPA / ABIR SULTAN

El primer ministro de Israel, Binyamin Netanyahu, ha logrado un resonante triunfo político con la celebración en Jerusalén del Foro Mundial del Holocausto que ha contado con la participación de más de 40 mandatarios y líderes mundiales y poca presencia en cambio de supervivientes de los campos nazis. El triunfo ha sido señalado por algunos medios hebreos como un sólido paso en su carrera para las elecciones de principios de marzo.

En el Foro Mundial del Holocausto, que coincide este año con el 75 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz, el próximo lunes, Netanyahu ha arremetido contra Irán, un tema que constituye el eje central desu política exterior y en el que ha embarcado al presidente estadounidense, Donald Trump, en contra de la opinión del resto de las potencias mundiales que en 2015 firmaron un histórico acuerdo con Teherán para poner fin al programa nuclear, que Estados Unidos ha acabado rompiendo.

Netanyahu lamentó que la comunidad internacional no se haya unido contra Irán. "Llamo a a todos los gobiernos a unirse al esfuerzo vital para hacer frente a Irán", ha declarado Netanyahu antes de añadir: "No puede haber otro Holocausto".   Lo han escuchado mandatarios de distintos países, como  como Rusia, Francia o Alemania, que en repetidas ocasiones han expresado su intención de salvar el acuerdo de Barack Obama que limitaba drásticamente el nivel de enriquecimiento de uranio en los reactores iranís.

Cambio con Trump

Netanyahu luchó contra el acuerdo con todas sus fuerzas pero no consiguió en su momento
modificar la opinión de Obama. Las cosas cambiaron radicalmente tras la llegada al poder de Trump, quien finalmente en 2018 canceló el pacto e impuso duras sanciones contra la República Islámica, sanciones que desde entonces solo han crecido.

El único de los mandatarios que ha respaldado este punto del discurso de Netanyahu hasido el vicepresidente estadounidense Mike Pompeo. "El mundo tiene que posicionarse con vosotros contra Irán, el único país del mundo que niega el Holocausto y amenaza con borrar a Israel del mapa", ha declaró sin ocultar que sus palabras también iban dirigidas a los mandatarios europeos.

Ausencia de Zelensky

El acto central ha quedado empañado entre otras cosas por la ausencia de Vlodymyr Zelensky. El presidente ucraniano, que es judío, decidió ausentarse por diferencias con los organizadores del evento. Fuentes del Museo del Holocausto indicaron que Zelensky pretendía pronunciar su propio discurso y se enfadó cuando no le dieron esa oportunidad.

Los ucranianos dijeron entonces que cedían sus asientos a supervivientes del Holocausto, que deberían ser los protagonistas del acto. De hecho, algunas organizaciones de supervivientes criticaron al Gobierno israelí por su escasa presencia y denunciaron que solamente se acuerdan de ellos en los aniversarios y que el resto del año no reciben ayudas para vivir holgadamente.

En su alocución, Vladimir Putin, ha propuesto la creación de un foro internacional específico para combatir el antisemitismo, con la peculiaridad que de él deberían formar parte los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. La iniciativa fue ha sido respaldada por el presidente Emmanuel Macron.

Putin se ha entrevistado por la tarde con el presidente palestino, Mahmud Abás. En el encuentro, celebrado en la ciudad de Belén, en la Cisjordania ocupada, el presidente ruso se ha comprometido a reforzar las relaciones con los palestinos en todos los ámbitos, incluido el conflicto con Israel.

El "acuerdo del siglo"

Apenas unos minutos después de que se clausurara la ceremonia central en el Museo del
Holocausto, funcionarios israelís han revelado que la Administración de Donald Trump pronto hará público un comunicado sobre el plan de paz conocido como "acuerdo del siglo" para resolver el conflicto con los palestinos.

Los funcionarios añadieron que tanto Binyami Netanyahu, líder del Likud, como el líder de Azul y Blanco, Benny Gantz, han sido convocados la próxima semana a Washington para hablar con la administración de tan controvertida iniciativa. Aparentemente, Trump se ha cansado de esperar a que los dirigentes israelís estén listos para negociar, algo que nunca ocurre con una excusa u otra.

En medios oficiales israelís se tiene plena confianza en que el plan, que Trump lleva tres añospreparando, será favorable a Israel y otro hito en el camino de Netanyahu hacia las elecciones. El último sondeo publicado por la emisora de radio Kan Reshet Bet indica que la oposición liderada por Azul y Blanco ganaría los comicios aunque sin obtener mayoría absoluta, de manera que el partido bisagra de Avigdor Lieberman podría inclinar la balanza en uno u otro sentido.

Las dos últimas elecciones celebradas el año pasado terminaron en tablas y Lieberman manifestó que no podía dar su apoyo a ninguno de los dos bloques. Pero esta semana, el líder de Israel es Nuestra Casa aseguró que no permitirá que se llegue a las urnas por cuarta vez consecutiva, sin bien no ha aclarado a qué bloque dará su apoyo, algo que en última estancia dependerá de unas duras negociaciones con el Likud y Azul y Blanco.