20 feb 2020

Ir a contenido

Tensiones políticas

Trudeau rechaza usar a la directora de Huawei como moneda de cambio

El primer ministro de Canadá ha reiterado su postura acerca de no intervenir en la situación judicial de Meng Wanzhou para que pudieran ser liberados dos canadienses presos en China

El Periódico

Justin Trudeau, primer Ministro de Canadá.

Justin Trudeau, primer Ministro de Canadá. / Reuters

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha rechazado llevar a cabo un "intercambio de presos" entre los canadienses Michael Kovrig y Michael Spavor, detenidos en China, y la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, arrestada en Canadá a petición de la autoridades norteamericanas.

Durante un encuentro con su Gabinete, Trudeau ha descartado la posibilidad de intervenir en el caso de Huawei a pesar de que esto pudiese implicar la puesta en libertad de los ciudadanos canadienses detenidos.

"Somos un país que respeta la ley y vamos a actuar dentro de sus márgenes", ha aseverado Trudeau durante una rueda de prensa, según ha informado el diario local 'The Globe and Mail'.

Reducir las tensiones

La idea del intercambio de presos ha salido a colación en diversas ocasiones, especialmente en el seno de la comunidad empresarial, donde ven la propuesta como una forma de reducir la tensión con China. El pasado mes de diciembre, Trudeau indicó que Estados Unidos no debería firmar ningún acuerdo comercial final con Pekín que no zanje la cuestión de Meng y los dos canadienses.

"Hemos estado comprometidos, como prioridad, con la idea de garantizar el regreso de los dos Michaels", ha aseverado Trudeau antes de asegurar que "están trabajando de forma cercana con los Estados Unidos en los posibles términos para resolver la situación".

Los conflictos con China

El decreto inicial de Washington sobre Huawei, invoca la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, que da al presidente estadounidense la autoridad de regular el comercio en respuesta a una emergencia nacional que amenace al país.

En un comunicado difundido por la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Donald Trump justificaba su decisión en los ataques recibidos por "adversarios extranjeros" que tratan de "explotar debilidades en los sistemas de información y comunicación" de su país.

En este sentido, Trump explicó que esta amenaza existe por el uso personal de dispositivos o servicios ofrecidos por aquellas empresas como sería el caso de Huawei, que tratan de llevar a cabo un espionaje centrado en la economía y la industria de los Estados Unidos.