30 oct 2020

Ir a contenido

Cerco judicial al líder ultra italiano

Salvini, a un paso de ser procesado por "abuso de poder"

El exprimer ministro se opuso al desembarco de 131 inmigranes en Sicilia en junio del 2019

El líder ultraderechista de la Liga podría ser condenado a hasta 15 años de cárcel

Rossend Domènech

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini. / REMO CASILLI (REUTERS)

La comisión parlamentaria sobre inmunidades ha decidido este lunes que Matteo Salvini, líder del partido ultraderechista de la Liga, sea procesado "por abuso de poder" por haber impedido durante tres días, el pasado julio, el desembarco de 131 inmigrantes que se encontraban a bordo de la nave militar italiana 'Gregoretti'. El Tribunal de Ministros de Catania (Sicilia), organismo que se constituye solo cuando es necesario, le acusa de secuestro de personas. Salvini, de ser declarado culpable, podría ser condenado a hasta 15 años de prisión.

Este es el resultado final, que se confirmará dentro de unos días, cuando se pronuncie el pleno del aula del Senado, en la que el relator del caso será un diputado de la Liga. Los representantes de la mayoría del Gobierno, es decir, los progresistas del PD y los exindignados del M5S, han abandonado la sala de la Comisión antes del voto aduciendo que se trataba de una reunión "ilegítima" y que el presidente de la misma, Maurizio Gasparri, "no había dado tiempo para examinar el expediente del caso".

Paradójicamente, tras la salida de la mayoría de la sala, han votado a favor del proceso sólo los cinco representantes de la Liga, el partido de Salvini. Los cinco representantes de Forza Italia, liderada por Silvio Berlusconi, y Hermanos de Italia, cuyo líder es Giorgia Meloni, se han pronunciado contra el procesamiento de Salvini.

Reglamentos complejos

“Mandadme a juicio, así será procesado todo el pueblo italiano”, dijo Salvini durante uno de los mítines electorales en la región de Emilia Romagna (Bolonia), donde el próximo domingo se vota en unas autonómicas importantes para el destino del Ejecutivo nacional. “Como decía Giovanni Guareschi, hay momentos en los que para conseguir la libertad hay que pasar por la prisión”, ha añadió Salvini este lunes.

La complejidad de los reglamentos parlamentarios prevén que, tras el voto favorable de la Comisión, sea el pleno el que ratifique la decisión tomada. Sin embargo, habiendo sido favorable el voto a la autorización del proceso, el reglamento no prevé que el pleno tenga obligación de pronunciarse, a no ser que 20 senadores lo soliciten.

Presentarse como víctima

Es exactamente lo que la mayoría, abandonando el aula, quería evitar para que Salvini no pudiera terminar la campaña electoral presentándose como víctima de una decisión –la prohibición del desembarco de los 131 inmigrantes en Sicilia, en julio del 2019, hasta que la UE no hubiese proporcionado una alternativa a su reubicación- , que según él fue tomada por todo el Gobierno y no solo por el Ministerio del Interior. Tanto el presidente Giuseppe Conte, como Luigi Di Maio,  entonces vicepresidente del Gobierno junto con Salvini, han declarado públicamente que no se trató de una decisión colegial, sino sólo del Ministerio del Interior.