29 feb 2020

Ir a contenido

CONTRA LA REFORMA DE LAS PENSIONES

Macron, escoltado a la salida de un teatro por el sabotaje de unos manifestantes

La movilización hostil al proyecto legislativo sobre las pensiones se radicaliza con acciones dirigidas al presidente y a miembros del Gobierno

Eva Cantón

Manifestantes impide la apertura del Museo del Louvre en París, contra la reforma de las pensiones del presidente, Emmanuel Macron. / EFE/EPA/MICHEL EULER / POOL / EFE VIDEO

El presidente francés, Emmanuel Macron, tuvo que ser fuertemente escoltado este viernes por las fuerzas del orden a la salida de un teatro parisino debido a la protesta de un grupo de manifestantes contrarios a la reforma de las pensiones.

El jefe del Estado asistía junto a su esposa Brigitte a la representación de la obra La Mouche (La Mosca) en la sala Bouffes du Nord, en el distrito 10 de la capital, cuando una treinta de personas intentó entrar en el teatro. En un ambiente de gran tensión, la policía que repelía a los alborotadores se vio obligada a pedir refuerzos para impedir que entraran en el recinto.

El jefe del Estado y su esposa abandonaron unos minutos sus asientos antes de volver a ocuparlos para terminar de ver el espectáculo y abandonar el lugar en coche sobre las 22 horas.

Su salida se produjo en medio de los abucheos y los gritos de los manifestantes que coreaban "Macron, dimisión!" o "todos juntos, huelga general".  El pulso con las fuerzas del orden duró aproximadamente una hora.

El entorno de Macron ha asegurado que “el presidente seguirá yendo al teatro como es su costumbre y vigilará para que este tipo de acciones políticas no alteren la libertad de expresión, la libertad de los artistas y la libertad de creación”.

 

Al tratarse de un acto privado, la asistencia de Macron al teatro no figuraba en su agenda oficial pero la información circuló en Twitter al ser publicada por un comité de huelga del distrito 12 de París que sugería recibir al presidente "como se merecía".

También el periodista y activista Taha Bouhafs dijo en la misma red social que estaba en el teatro tres filas detrás de Macron y que la velada podía ser "movida". Bouhafs fue detenido horas más tarde por participar en una "asociación para cometer violencia o daños".

"Estábamos en la Universidad París 7 cuando alguien recibió un mensaje diciendo que Macron estaba aquí, así que vinimos para demostrar que estamos presentes, que hay una contestación contra la reforma de las pensiones pero no solo por eso", dijo a Afp uno de los manifestantes.

Cambio de estrategia

Después de más de un mes de huelgas y movilizaciones, la protesta contra la reforma de las pensiones se radicaliza y cambia de estrategia.

Además de la acción sorpresa frente al teatro en que se encontraba el presidente, este viernes un grupo de manifestantes bloquearon el acceso al Louvre, obligando al museo a cerrar sus puertas a los visitantes. Fue en la explanada del Louvre, junto a la famosa pirámide de cristal, donde Macron pronunció su primer discurso tras ganar las elecciones de mayo del 2017.

Y la Rotonde, el restaurante donde Macron celebró su calificación en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en abril del 2017, ha sido incendiada de manera intencionada en la noche de este viernes. La fiscalía ha abierto una investigación para determinar qué ha pasado.

Además, el Ministro de Cultura, Franck Riester, anuló un acto para felicitar el año nuevo al trascender que la Confederación General del Trabajo (CGT), sindicato que lidera la contestación contra la reforma de las pensiones, preparaba un sabotaje.

También a secretaria de Estado de Igualdad , Marlène Schiappa, tuvo que abandonar el jueves una reunión en un restaurante donde iba a presentar su candidatura para las elecciones municipales ante los abucheos de medio centenar de manifestantes.

Mientras, en la sede de la reformista Confederación Francesa de Trabajadores (CFDT), central que defiende la filosofía de la reforma de las pensiones, se produjo una intrusión de activistas opuestos al proyecto gubernamental.