02 abr 2020

Ir a contenido

Investigan el caso

Mueren cuatro personas por consumir cerveza contaminada en Brasil

Las autoridades brasileñas confirmaron que al menos ocho marcas de esta bebida fabricadas por la empresa Backer contienen sustancias tóxicas que han dejado a 18 personas hospitalizadas

El Periódico

Cervezas brasileñas contaminadas.

Cervezas brasileñas contaminadas. / Reuters

El Gobierno brasileño informó que al menos ocho de las marcas fabricadas por la cervecera Backer, están contaminadas con las toxinas a las que se les atribuyen cuatro muertes y 18 intoxicaciones ocurridas en las últimas semanas en Brasil.

El Ministerio de Agricultura indicó en un comunicado, que sus exámenes de laboratorio identificaron la presencia de las sustancias tóxicas monoetilenoglicol y dietilenoglicol en al menos 21 lotes de ocho marcas de cervezas fabricadas por Backer, empresa con sede en Belo Horizonte, la capital del estado brasileño de Minas Gerais.

Ordenan suspender la producción

Hasta ahora el Gobierno había confirmado que lotes de las cervezas Belorizontina y Capixaba estaban contaminadas, pero como medida preventiva, ordenó la suspensión de la producción y la retirada del mercado de todas las marcas de la empresa.

Las nuevas pruebas de laboratorio realizadas por los especialistas del ministerio demostraron que también fue detectada la presencia de las sustancias tóxicas en las marcas Capitao Senra, Pele Vermelha, Fargo 46, Backer Pilsen, Brown y Backer D2.

Aumentan las víctimas

La divulgación de que hay más marcas de cervezas contaminadas coincidió con el anuncio de la Policía Civil del estado de Minas Gerais, de que se elevó a cuatro el número de personas que murieron con síntomas de un síndrome raro tras consumir esas bebidas.

Otras 18 personas están hospitalizadas en Belo Horizonte, principal mercado de la Backer, con los mismos síntomas, en especial insuficiencia renal aguda y alteraciones neurológicos, y las autoridades sanitarias investigan si sus problemas también fueron causados por el consumo de las toxinas.

Investigan las causas

El monoetilenoglicol y el dietilenoglicol son usados en sistemas de refrigeración gracias a sus propiedades anticongelantes pero la cervecera alega que no los usa en su línea de producción. Los productos son tóxicos y no deberían tener contacto con los líquidos pero algunas empresas los usan para refrigerar sus tanques.

Las autoridades consideran que la presencia de las sustancias contaminantes en el interior de los tanques de agua de la cervecera es "excepcional" y por ello, un grupo especializado investiga las causas de la contaminación.