02 abr 2020

Ir a contenido

CENSURA EN INTERNET

Turquía vuelve a permitir el acceso a Wikipedia tras casi tres años de veto

La justicia turca cerró la web en 2017, después de que los responsables de la enciclopedia se negasen a borrar una entrada que vinculaba al Gobierno turco con el Estado Islámico

Adrià Rocha Cutiller

El logotipo de Wikipedia en un teléfono. 

El logotipo de Wikipedia en un teléfono.  / DPA

Ha estado bloqueada a capa y espada durante 991 días, pero este jueves por la noche, al fin, tras casi tres años de veto, ha pasado: Turquía ha abierto el acceso a la página web de Wikipediacerrada el 29 de abril de 2017 por un tribunal turco.

En ese momento, la justicia turca decidió bloquear toda la enciclopedia online por un artículo en el que se vinculaba de forma implícita al Gobierno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, con el Estado Islámico (EI), haciendo referencia a las teorías e informaciones que los medios rusos empezaron a publicar como descosidos después del derribo, por parte de Turquía, de un caza ruso en Siria.

Turquía intentó que Wikipedia eliminase ese artículo, pero la web se negó: sus responsables alegaron que el sistema de la Wikipedia no funciona así, que son los usuariosauto-editados y organizados entre ellos, quienes redactan las entradas de la enciclopedia virtual. Entonces, ante la negativa, la Wikipedia quedó bloqueada en Turquía hasta nuevo aviso.

Alternativas

La decisión judicial, sin embargo, no pesó demasiado a los turcos. Tras el bloqueo, empezaron a salir varias páginas fantasma de Wikipedia; copias exactas de la web a las que se podía acceder de forma tan fácil como colocando un ‘cero’ antes de la ‘w’ de Wikipedia. Durante los años en los que la web ha estado cerrada, todo el mundo ha accedido a ella a su gusto.

El Tribunal Constitucional turco -siguiendo una directriz de la justicia europea- decretó que el bloqueo de Wikipedia -la página real- constituía una violación de los derechos de la ciudadanía, porque arremetía contra el derecho de información y de expresión de los turcos. Y el veto, así, ha sido levantado finalmente este jueves por la noche.

«Este asunto no tendría que haber ido ni al Tribunal Constitucional ni al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos -ha tuiteado Gönenç Gürkaynak, abogado de la asociación Wikimedia, que ha luchado para desbloquear la página web-. Necesitamos más libertad de expresión en nuestro país».