TENSIÓN EN ORIENTE PRÓXIMO

Irán asegura enriquecer más uranio que antes del pacto nuclear del 2015

Alemania, Francia y Reino Unido consideran "inaceptable" que Teherán no cumpla las condiciones del acuerdo

El presidente iraní, Hasán Rohani.

El presidente iraní, Hasán Rohani.

2
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

«Irán está enriqueciendo más uranio que antes del pacto nuclear de 2015», ha asegurado este jueves el presidente iraní, Hasan Rohaní, en un discurso televisado y realizado en un momento de tensión enorme, tanto con Estados Unidos como con Europa. Este pasado martes, los tres países europeos firmantes del acuerdo nuclear —Reino Unido, Francia y Alemania— recurrieron al mecanismo de arreglo de diferencias que estipula el acuerdo nuclear con Irán. De esta forma, activaron un proceso diplomático por el cual Naciones Unidas podría acabar por imponer nuevas sanciones al país persa.

"La presión contra nosotros está aumentando, pero continuamos progresando. El diálogo aún es posible. Como jefe del Consejo Supremo de Seguridad Nacional me encargo de la seguridad y evito los enfrentamientos militares a diario. Si no se brinda atención diaria, la distancia entre la guerra y la paz está a solo una bala", ha dicho Rohaní.

La decisión del Reino Unido, Francia y Alemania llegó con polémica. Según publicó ‘The Washington Post’, estos tres gobiernos tomaron la decisión de activar el mecanismo después de que Donald Trump les amenazara: no activar el mecanismo, dijo Trump, supondría que EEUU aumentaría un 25% las tasas a las importaciones de coches europeos.

"Apaciguamiento confirmado —ha tuiteado este jueves el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Javad Zarif—. Los tres países europeos han vendido lo que quedaba del pacto nuclear para evitar los impuestos de Trump. No os funcionará, amigos míos. Solo alimentáis su apetito. ¿Os acordáis del abusón del colegio?".

Este mismo jueves, Zarif se ha reunido con Josep BorrellAlto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, para atajar esta última crisis diplomática. Los dirigentes, según un comunicado de la Comisión Europea, han mantenido un "diálogo franco".

Tensión y más tensión

La tensión de las últimas semanas —que casi desemboca en conflicto armado tras el asesinato estadounidense del general iraní Qasem Suleimani, para muchos el segundo hombre con más poder en el país— se suma a la que los gobiernos de Washington y Teherán llevan viviendo desde que en mayo del 2018 Donald Trump decidió salir del acuerdo nuclear firmado por su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama.

Desde entonces y mientras imponía nuevas sanciones a Irán, Trump ha afirmado querer renegociar otro acuerdo, uno que no solo incluya la actividad nuclear iraní, sino también sus planes armamentísticos y militares en Oriente Próximo.

Teherán, sin embargo, se niega a negociar mientras haya sanciones vigentes en contra de su país. No se prevé que el escenario vaya a cambiar: Trump no solo no quiere retirar las sanciones ya impuestas, sino que, como afirmó en un discurso la semana pasada —realizado tras la respuesta iraní al asesinato a Soleimani—, quiere firmar más medidas en contra de Teherán.

Discurso histórico

El momento actual para Irán es casi esquizofrénico: tras unas jornadas de desbordado sentimiento nacionalista tras la muerte de Soleimani, las manifestaciones conta el régimen se sucedieron por la incredulidad de muchos iranís ante el derribo del avión ucraniano. A la Guardia Revolucionaria iraní le costó varios días admitir que había disparado varios misiles contra el aparato, en el que viajaban 176 civiles.

Este viernes, el día sagrado en el islam, ante una situación de crisis tan grande para el país persa, el ayatolá Alí Jamenei dará un sermón en el rezo semanal. Es algo especial: hace ocho años de la última vez que el líder supremo de Irán hizo algo así.

Noticias relacionadas

Y, sin embargo, en el futuro, ya se entrevén más problemas para Irán. Entre los muertos en el derribo del avión de UIA, a parte de iranís, había también canadienses, ucranianos, británicos y afganos.

Los ministros de Exteriores de estos países se han reunido este jueves en Londres para «dar una respuesta común a lo sucedido». Ucrania y Canadá —los dos países con más muertos en el ataque (después, claro está, de Irán)— ya han dicho que estudian tomar acciones legales contra el gobierno iraní.

Temas

Irán