22 feb 2020

Ir a contenido

Operación

La Policía filipina mata a un surfista español en una redada antidroga

Los amigos de Diego Bello Lafuente piden "justicia" y descartan su vinculación con las drogas

Efe

Policías de Filipinas en un operativo de seguridad.

Policías de Filipinas en un operativo de seguridad. / Reuters

Un ciudadano español de 32 años murió este miércoles a manos de la policía en la isla filipina de Siargao, confirmaron a EFE fuentes policiales que señalaron que el incidente se produjo durante una operación antidrogas.

Se trata de Diego Bello Lafuente, que residía temporalmente en Siargao, una isla situada 800 kilómetros al sureste de Manila y muy popular entre surfistas, donde tenía varios negocios relacionados con el turismo.

3rd round coming soon! ���� que me vienen los coloreeeettssss ����

Una publicación compartida de  Diego (@diegobellolafuente) el 

La policía filipina afirma que Bello era un "traficante de drogas de alto valor" que llevaba encima 10 gramos de cocaína y 30.000 pesos filipinos en billetes marcados (600 dólares) y valoró la acción como una "operación exitosa en la lucha contra las drogas".

Bello fue trasladado al hospital, donde se confirmó su muerte, según el portavoz de la Policía Regional de Surigao del Norte, Reynel Serrano.

Pesquisas de la embajada

"Fue una operación en legítima defensa", apuntó Serrano, quien sostiene que Bello llevaba una pistola calibre 45 y disparó primero a los agentes.

La embajada de España en Filipinas está recopilando información sobre el suceso y no ha querido hacer ningún comentario sobre el que podría ser el primer español que matan en la sangrienta guerra contra las drogas en el país asiático.

Acusación de oenegés

Organizaciones de derechos humanos han denunciado que la policía filipina falsifica pruebas para justificar ejecuciones extrajudiciales en la sangrienta guerra contra las drogas que comenzó hace tres años bajo el mandato de presidente Rodrigo Duterte.

Naciones Unidas y defensores de derechos humanos han criticado el clima de impunidad de la campaña antidroga en la que han muerto unas 30.000 personas, la mayoría en ejecuciones extrajudiciales a manos de la policía.

La policía ha admitido haber matado en redadas a unos 6.700 sospechosos, aunque alegan que todos ellos se resistieron al arresto. 

Los amigos cuestionan la actuación policial 

Amigos y conocidos de Diego Bello Lafuente han reclamado "justicia", descartando la vinculación del fallecido con la venta de estupefacientes.

A través de las redes sociales, y desde que se tuvo conocimiento de lo sucedido, han sido numerosas las muestras de cariño, haciendo llegar también sus condolencias a la familia.

"Una gran perdida" o "Siempre en nuestro corazón" son algunas de las frases que han transmitido algunos de ellos. A ellas, se han sumado los comentarios rechazando cualquier vinculación del fallecido con el mundo de las drogas.

"Sabemos que no es verdad el montaje cutre antidroga y de disparos", señala un conocido, que denuncia también que el fallecido no quiso "aceptar las reglas de juego y extorsión de un país corrupto" y subraya el trabajo que había desarrollado el joven coruñés en la isla donde vivía a través de diferentes negocios.

"Bella" y "excelente" persona

"Se sabía que en años, media isla sería tuya y eso no gustaba", incide uno de los mensajes enviados a través de las redes sociales, donde son varios comentarios los que que califican al fallecido como una "bella" y "excelente" persona.

Otros también descartan, en respuesta a la información difundida sobre cómo se produjo la muerte, que Diego Bellovinculado al mundo del surf, usase armas. "Es imposible que alguien como tú, supiera tan siquiera usar un arma", inciden.