06 ago 2020

Ir a contenido

800.000 animales muertos

Así afectan la sequía y los incendios a los animales en Australia

Un grupo de adolescentes carga el coche de koalas para salvarlos del fuego en Australia

El Periódico

Militares ayudan en las tareas de tratamiento y cura de koalas en la isla de Kangaroo, en el sur de Australia

Militares ayudan en las tareas de tratamiento y cura de koalas en la isla de Kangaroo, en el sur de Australia / AUSTRALIAN DEPARTMENT OF DEFENCE

 Las autoridades australianas comienzan a sacrificar este miércoles hasta unos 10.000 camellos salvajes, cuya población se ha desbordado y que, en sus ansias por aplacar la sed, están poniendo en peligro a las comunidades del desierto durante una de las peores sequías que vive el país.

Los pueblos aborígenes de la reserva de Anangu Pitjantjatjara Yankunytjatjara (APY) "se ven incapaces de gestionar la magnitud del número de camellos que se congregan (alrededor de las fuentes de agua) en condiciones de sequía", informa un comunicado del Ministerio del Ambiente y del Agua del estado de Australia del Sur, informa Efe.

Según un comunicado del Comité Ejecutivo de APY, equipos de francotiradores profesionales dispararán desde helicópteros contra los camellos salvajes, en una operación que está previsto que se prolongue durante al menos cinco días. 

Dos camellos dromedarios / efe

Unos 10.000 camellos en estado salvaje acuden a las fuentes de agua de las que disponen las poblaciones aborígenes de la zona, por lo que dañan sus infraestructuras y ponen en peligro a las familias y comunidades, además de competir con el ganado.

Muchos de estos camellos mueren de sed o al aglomerarse y pelear entre ellos por el acceso al agua y, según el comunicado del Ministerio, "en algunos casos, los cadáveres de los animales han contaminado importantes fuentes de agua y zonas culturales", que son de vital importancia para los aborígenes, cuya forma de vida y espiritualidad están muy vinculadas a sus lugares sagrados.

El gerente de Tierras de los APY, Richard King, dijo a la cadena ABC que se aprovechará el momento en que los camellos se acerquen al agua para matarlos.

"Eso nos brinda una oportunidad para cazarlos cuando están todos juntos, porque normalmente se desplazan por el desierto en manadas más pequeñas. Así que el momento en el que están todos juntos es un bueno para sacrificarlos y extraer algunos de los animales que están destruyendo parte de nuestra vegetación nativa", precisó.

Según el portal camelscan, en Australia hay hasta 1,2 millones de camellos salvajes, cuya población se duplica cada 9 años, habitan una extensión de 3,3 millones de kilómetros cuadrados y provocan unos daños económicos anuales de unos 10 millones de dólares australianos (6,1 millones de euros o 6,8 millones de dólares).

No es la primera vez que se sacrifican miles de animales salvajes como camellos o caballos que no son endémicos de Australia y que muchas veces suponen un peligro para el ecosistema y las especies autóctonas, que por lo general son de tamaño reducido e incluyen muy pocos animales carnívoros

Unos adolescentes salvan koalas al cargarlos en un coche

Un grupo de adolescentes australianos ha rescatado al menos a seis koalas al cargarlos en su vehículo para salvarlos de las llamas que devoran Kangaroo Island, una reserva natural que cuenta con el hábitat natural más importante de la especie porque está libre de una enfermedad que afecta su reproducción, la clamidia.

El vídeo que recoge el momento se ha hecho viral y se suma a otros muchos que circulan en las redes de voluntarios y personas que han acudido a zonas dañadas por los fuegos para intentar salvar el máximo de animales en peligro.

"Solo intentamos salvar tantas vidas como podamos”, dice uno de los jóvenes en el vídeo, que muestra a los animales repartidos entre los asientos del vehículo.

Los seis koalas fueron rescatados del  Flinders Chase National Park, y los conservacionistas calculan que podrían haber fallecido ya 25.000 animales solo en esta isla situada al sur de Adelaida. En esta ciudad se ha habilitado un centro escolar como hospital de campaña, con tiendas que recogen a más de un centenar de koalas heridos por los fuegos y la deshidratación. 150 voluntarios, la mitad de ellos veterinarios, tratan en unidades de quemados a los animales, informa la cadena 7news.

Ecologistas de la Universidad de Sídney alertan de que las previsiones iniciales que se hicieron del daño a la fauna por los incendios y que calculaba medio billón de animales muertos se ha quedado corta, porque se limita a pérdidas de mamíferos y no incluye las piezas de ganado, por ejemplo, o el impacto en la población de zorros voladores, el murciélago más grande que tiene importantes colonias en las zonas forestales del país. Las últimas valoraciones de la Universidad apuntan a 800 millones de muertes. 

Los daños por incendios en Australia superan los 430 millones de euros / SAEED KHAN / AFP VIDEO EUROPA PRESS

De hecho, el Zoo Bindi Irwin, de la familia del fallecido Steve Irwin, ha hecho un llamamiento en las redes para advertir de la superpoblación de zorros voladores que tiene en su hospital veterinario. Desde septiembre, las condiciones de sequía extrema llevaron a sus instalaciones un 750% más de animales, pero con los estragos de los incendios esta semana ya van desbordados y han superado la atención a 90.000.

Y es que los incendios han provocado además la migración de numerosas especies a otras zonas, por lo que los medios para atender a los animales no alcanzan y han obligado a las organizaciones de protección de la fauna a reorganizar sus efectivos.