29 may 2020

Ir a contenido

CRISIS EN EL PAÍS SUDAMERICANO

La oposición retoma el control del Parlamento y rechaza la Asamblea paralela madurista

Guaidó reivindica el inicio de las sesiones en la sede oficial de la legislatura "pese a la toma militar" del Parlamento 

Maduro, molesto con las críticas de Argentina y México sobre los intentos para tratar de desplazar al "presidente encargado"

Abel Gilbert

Guaidó logra entrar al Parlamento por la fuerza.  / AFP / CRISTIAN HERNANDEZ / VIDEO: TWITTER

La oposición venezolana ha retornado a la Asamblea Nacional (AN), el órgano de poder legislativo, después de un intento del madurismo de tener su propio parlamento en alianza con una fracción de los grupos que abandonaron al diputado Juan Guaidó. La fractura ha buscado debilitar al legislador a quien Estados Unidos y otros 54 países reconocen como "presidente encargado" de Venezuela. Guaidó fue no obstante ratificado como principal autoridad parlamentaria con el respaldo de 100 y de los 167 diputados en un acto celebrado el domingo en la sede del diario El Nacional. Este martes ha jurado el cargo en la Cámara.

"La dictadura y sus cómplices hicieron un ridículo y salieron corriendo", ha dicho este martes el líder opositor después de que los diputados ocuparan otra vez las instalaciones de la Cámara y de que juramentara la nueva junta directiva. Los legisladores han entonado el himno nacional y luego han escuchado de nuevo a Guaidó. "Se inicia el periodo de sesiones ordinarias en la Asamblea Nacional que fue instalada el pasado domingo a pesar de la toma militar del Parlamento. Hay todo tipo de planes para vencer a la dictadura", ha dicho el dirigente.

Luis Parra formaba parte de Primero Justicia, una de las agrupaciones más radicales del antimadurismo. Parra dio una pirueta política en el aire que para sus antiguos compañeros de ruta huele a dinero y aceptó convertirse en presidente paralelo de la AN en un país donde el madurismo ya había erigido una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para que funcionara como poder legislativo. Solo Rusia avaló el escandaloso nombramiento.

Prioridades

Parra ha llegado temprano a la sede parlamentaria y frente a los escasos legisladores que lo han aceptado como presidente de la AN ha abierto una sesión que ha durado un suspiro. Los escaños vacíos dominaban la escena.  "Nuestra agenda legislativa está dirigida a la acción social para mitigar la emergencia humanitaria compleja por encima de los intereses de las cúpulas extremistas, y también para el reconocimiento entre los poderes de cara a la gente", ha dicho antes de dar por terminada su primera jornada. También ha señalado que la AN fantasmal que asegura encabezar quiere designar un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) para que "de manera inmediata" se puedan celebrar "elecciones libres".

Henry Ramos Allup, el diputado socialdemócrata que secunda a Guaidó, ha calificado de "farsa" esta sesión.  "Parra salió a las corridas. Y tiene razón para correr. Porque él sabe el tamaño de la fechoría que hizo. Ustedes vieron que ellos no tenían mayoría. No votaron nada. Llegaron, dijeron cuatro cosas y salieron volando", ha denunciado Ramos.

Guaidó a las puertas del Parlamento / Afp

El antimadurismo cree haber desbaratado la reciente maniobra del Palacio de Miraflores pero, según el analista Luis Vicente León, sigue mostrando una limitación política para poner en aprietos a Nicolás Maduro: "Al perder sus espacios internos, se hace más dependiente de una comunidad internacional que le apoya pero parece condenada a repetir las estrategias ya adoptadas, con el mismo resultado esperado".

Disconformidad

El Gobierno venezolano ha expresado su desagrado con las condenas de México y Argentina a los intentos de establecer un Congreso paralelo. El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, calificó de "guaidiotez", ( Guaidó+idiotez) las expresiones del flamante ministro de Exteriores argentino, Felipe Solá, quien ha considerado que "impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional".

Solá ha instado al Ejecutivo venezolano "a aceptar que el camino es exactamente el opuesto". Cabello no dudó en criticar a los países que se distancian de las posiciones intransigentes de Washington en lo que respecta a la situación venezolana. "Ellos verán de qué lado se acomodan, si de los pueblos o de los arrastrados", ha sostenido.