29 mar 2020

Ir a contenido

ESCALADA DE TENSIÓN CON EEUU

Irán anuncia que no respetará los límites del pacto nuclear tras el asesinato de Soleimani

Borrell invita a Bruselas al ministro de Exteriores para abordar la decisión de Teherán

Ana Alba

Concentración en la ciudad iraní de Mashhad, al noreste del país, en las ceremonias de homenaje al general Qasim Soleimani.

Concentración en la ciudad iraní de Mashhad, al noreste del país, en las ceremonias de homenaje al general Qasim Soleimani. / AFP / MEHDI JAHANGHIRI

Irán ha anunciado este domingo que rompe sus compromisos del acuerdo nuclear del 2015, en medio de la escalada de la tensión con Estados Unidos por el asesinato en un ataque estadounidense en Irak, el viernes pasado, del comandante de la Fuerza Al Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, Qasem Soleimani.

Según la televisión estatal de Irán, tras "una reunión muy importante" celebrada este domingo por la noche para determinar las medidas a adoptar, Teherán no siente más la obligación de cumplir el acuerdo que había firmado sobre su programa nuclear con EEUU, RusiaFranciaGran BretañaAlemania ChinaWashington abandonó el pacto en mayo del 2018. 

"La decisión de hoy determinará la política de Irán con respecto a la implementación del JCPOA (siglas en inglés del acuerdo nuclear)", había subrayado poco antes el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Abas Musaví, en una rueda de prensa en Teherán, sin avanzar más detalles. Teherán ya ha dejado de cumplir algunos puntos y tenía previsto anunciar una quinta reducción este enero, que ahora se ve afectada por "la situación actual".

Se temía que el asesinato de Soleimani afectara al pacto atómico, y el Servicio Europeo de Acción Exterior ha indicado que el jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell, ha invitado al ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, a Bruselas para tratar este asunto. Borrell subrayó "la importancia de preservar" el acuerdo nuclear iraní que, a su juicio, "sigue siendo crucial para la seguridad global".

Las autoridades iranís ya superaron los límites impuestos en el acuerdo al almacenamiento de uranio y de agua pesada, así como a los niveles de enriquecimiento, y han puesto en funcionamiento centrifugadoras avanzadas. Borrell ha recalcado a Zarif la necesidad de rebajar la tensión, "actuar con moderación y evitar una mayor escalada que daña a toda la región y su población".

Amenazas de represalias

Irán ha afirmado este domingo que Washington no se atreverá a atacar el país persa y ha aconsejado a EEUU que retire sus tropas de Oriente Medio. Un antiguo jefe de la Guardia Revolucionaria iraní, Mohsen Rezaei, ha indicado en un discurso televisado que "la ciudad israelí de Haifa (norte del país) y centros militares de Israel" podrían incluirse como objetivos de ataques en represalia por la muerte de Soleimani.

Por su parte, el líder del grupo chií libanés Hezbolá, Hasan Nasrala, llamó a las milicias chiís a atacar objetivos estadounidenses en todo Oriente Medio, incluso con atentados suicidas, y predijo que los americanos abandonarán la región en "ataúdes", llevándose a Israel también con ellos.  "Esto es el principio de una nueva guerra", ha asegurado Nasrala en un discurso televisado desde Beirut, la capital libanesa.

Despedida y homenajes

El cadáver del general Soleimani ha llegado por la mañana a Teherán, donde tenía que celebrarse una gran ceremonia que finalmente se ha llevado a cabo en Mashhad, la segunda ciudad iraní, según ha anunciado la Guardia de la Revolución.

"Considerando la presencia intensa y gloriosa de un millón de personas revolucionarias en Mashhad, en la ceremonia para despedir al gran general iraní Soleimaní […] no es posible celebrar el evento en Teherán", ha indicado la Guardia en un comunicado. Millones de iranís se han lanzado a las calles de diferentes ciudades para rendir homenaje a Soleimani, según la agencia iraní Fars.