Ir a contenido

TRAS EL ATAQUE ESTADOUNIDENSE

El Parlamento iraquí exige la salida de las tropas de EEUU

La moción aprobada por diputados afirma que los estadounidenses deben marcharse "inmediatamente"

La resolución no es vinculante y depende del Gobierno de Bagdad que es quien debe de negociar una posible retirada

Adrià Rocha Cutiller

Un manifestante muestra la bandera iraquí en una protesta para evitar que Irak se convierta en el escenario de la guerra en Irán y EEUU.

Un manifestante muestra la bandera iraquí en una protesta para evitar que Irak se convierta en el escenario de la guerra en Irán y EEUU. / AFP / HAIDAR HAMDANI

Entre una enorme expectación y gritos de «No a América» y «sí al mártir Qasim Soleimani», el Parlamento de Irak ha aprobado este domingo una moción en la que exige al Gobierno que expulse del país a todas la tropas extranjeras, entre ellas al contingente más importante y numeroso, los 5.200 soldados de EEUU cuya misión en entrenar a las tropas iraquís y combatir al Estado Islámico (EI).

Aunque el texto aprobado por la Cámara baja iraquí no es vinculante para el Gobierno, es probable que el Ejecutivo la tenga en cuenta ya que el primer ministro, Adel Abdul Mahdi, pidió poco antes de la votación a los diputados que apoyaran poner fin a la presencia de tropas extranjeras lo antes posible. En todo caso, de llevarse a cabo la solicitid de los diputados, el Ejecutivo debería de negociar las condiciones del repliegue con Washington. Hay que tener en cuenta además que Abdul Mehdi ocupa su cargo de de forma interina. Dimitió como primer ministro hace dos meses, en noviembre, tras una ola de protestas que paralizó el país y que aún dura. 

«Las tropas de EEUU deben irse y, a partir de aquí, debemos mantener la amistad entre Estados Unidos e Irak, pero reorganizando nuestra relación de una forma que asegure la soberanía de Irak. El asesinato de Soleimani y Al Muhandis [líder de la fuerza iraní Al Quds y el jefe de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), respectivamente] fue un asesinato político y una agresión escandalosa», ha dicho  Abdul Mehdi ante el Parlamento, que estaba medio vacío: a la sala solo han acudido los diputados de las formaciones chiís.

Los sunís y los kurdos —minorías en el país y en el Parlamento— han boicoteado la votación porque consideran, así lo han dicho, que la retirada estadounidense sería un error. Las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), milicias chiís, les han acusado de «traidores».

En las ciudades de  Basora y Nayaf, las FMP han atacado a un grupo de personas que se manifestaban contra la influencia  política de Irán sobre Irak -protestas que hace meses que duran- y que se negaron a sumarse a la marcha de homenaje a Soleimani. Miembro de lkas milicias han disparado contra los manifestantes y han quemado varias de sus tiendas de campaña.

Respuesta estadounidense

La respuesta de Washington a la decisió del Parlamento iraquí no se ha hecho esperar. «[Abdul Mehdi] está bajo una presión enorme por parte de los dirigentes de Irán.  Estamos seguros que el pueblo iraquí quiere que Estados Unidos permanezca en el país para seguir luchando en la campaña antiterrorista», ha dicho el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, en una entrevista a la cadena ‘Fox News’

La coalición que lucha contra el Estado Islámico en Irak, sin embargo, ha anunicado que paraliza de momento todas sus operaciones garantizar la seguridad de sus integrantes. Se teme en los próximos días o semanas ataques de las milicias FMP contra soldados estadounidenses.

Fuera las tropas extranjeras

Además de pedir la expulsión inmediata de las tropas de EEUU en Irak, el texto aprobado por el Parlamento iraquí exige tambiém al Gobierno que ponga punto y final a las operaciones militares de la Coalición Internacional y «empiece a trabajar para acabar con la presencia de tropas extranjeras en Irak». Además de estadounidenses, en le país árabe hay militares de hasta 81 países —entre ellos España, que tiene cerca de 500 soldados.

Los diputados reunidos hoy han pedido publicar la localización, número exacto y misión de estas tropas extranjeras, además de denunciar a Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU por «haber cometido una seria violación de la soberanía iraquí».

Hay voces, en Irak, que van mucho más allá. «La maligna embajada de EEUU en Bagdad debe cerrarse", ha dicho este domingo Moqtada Al Sadr, un influyente clérigo chií iraquí que combatió con su propia milicia la ocupación estadounidense a partir del 2003. "Las fuerzas de EEUU deben ser expulsadas de Irak de forma humillante», ha añadido.