10 ago 2020

Ir a contenido

Polémica ambiental

Bolsonaro, 'on fire' por los incendios en Australia

El presidente de Brasil insta a Macron y Thunberg a pronunciarse sobre estos fuegos como hicieron con los de la Amazonia

El Periódico

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. / Europa Press

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se encuentra 'on fire' debido a los incendios forestales que asolan desde el pasado mes de septiembre el sureste de Australia en los que han muerto 17 personas y que han devorado ya cerca de 4 millones de hectáreas, una superficie cercana a la de Extremadura. "Señor Macron, ¿qué va a decir de Australia? ¿Y Greta? ¿Esa niña mocosa?", interpeló este jueves el capitán retirado al presidente francés y a la joven activista sueca.

Emmanuel Macron y Greta Thunberg criticaron duramente las políticas de su Gobierno que favorecen la deforestación de la Amazonia el pasado mes de agosto, cuando este pulmón del planeta sufrió los peores incendios en una década.

Durante su habitual transmisión en directo de los jueves en las redes sociales, Bolsonaro se preguntó con ironía si su homólogo francés ya se había pronunciado sobre los fuegos de Australia y si había puesto "en duda la soberanía" de ese país como, a su juicio, hizo con Brasil en verano.

"Ahora está habiendo incendios en Australia, no sé si Macron dijo algo, ¿Puso en duda la soberanía de Australia? Aquella niña (Greta Thunberg), ¿dijo algo también?", inquirió el jefe de Estado brasileño, que  la víspera cumplió su primer año en el poder.

Contundencia de Macron

En agosto, Macron acusó a Bolsonaro en una entrevista con la televisión pública francesa France 2 de "apoyar proyectos económicos nefastos para la selva amazónica" y le avisó de que no le permitirían "destruirlo todo".

"Respetamos su soberanía, pero en el tema de la Amazonia no podemos dejarle destruirlo todo", afirmó el jefe del Elíseo, para después dejar en el aire la ratificación del acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur (Argentina, Argentina, Paraguay y Uruguay).

Macron también consideró que en algún momento habría que discutir la posibilidad de darle un "estatus internacional" a la Amazonia para impedir su destrucción o que un gobernante de algún país amazónico adoptase medidas contrarias al bienestar mundial.

Bolsonaro exigió entonces al presidente francés retractarse por esas y otras declaraciones e interpretó las palabras del mismo como una amenaza a la soberanía de Brasil.

"Una gran mentira"

"La Amazonia no se incendió, ni se está incendiando, fue una gran mentira", insistió este jueves en la transmisión vía Facebook, contradiciendo de nuevo al Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales, organismo público brasileño que difundió que los focos aumentaron un 83% respecto del 2018.

Minutos después retomó el asunto y garantizó que "Brasil es el país que más cuida el medioambiente" y que "nadie" en el planeta "tiene un porcentaje tan grande" de territorio preservado.

Evacuación en marcha

Bolsonaro ofreció también su ayuda a Australia, donde las fuerzas armadas empezaron a evacuar por mar a un millar de personas atrapadas en un playa de Mallacoota, en el estado de Victoria, donde se espera que la situación se agrave durante este fin de semana. En esta playa se refugiaron 4.000 vecinos y turistas ante el avance de las llamas.

Ante la dramática situación, el jefe de Gobierno de Victoria, Daniel Andrews, declaró pro primera vez el estado de desastre durante un mes en las zonas afectadas. "Es la primera vez que se imponen estas medidas porque nos enfrentamos a una amenaza sin precedentes a las vidas y a las propiedades en los próximos días, con mucho terreno ardiendo, calor y sequía", declaró Andrews en un comunicado.

En el vecino estado de Nueva Gales del Sur, el más afectado por los incendios, miles de personas han huido de las zonas afectadas en la costa meridional provocando escenas de caos y congestión de vehículos.

La plaga de fuegos ha hecho que arrecie el descontento con el primer ministro, Scott Morrison, que hace dos semanas ya fue duramente criticado por irse de vacaciones a Hawai en plena crisis. En las redes sociales se han hecho virales imágenes de vídeo que muestran el enfado de algunos afectados con el mandatario durante una gira que realizó el jueves Morrison por zonas afectadas, y en las que se veía también a bomberos voluntarios negándose a dar la mano y a otros gritándole: "Eres un idiota".