25 sep 2020

Ir a contenido

DESDE SEPTIEMBRE

Cuatro nuevas víctimas elevan a 16 los muertos por los incendios en Australia

Los bomberos trabajan en un centenar de fuegos en Nueva Gales del Sur, el estado más afectado

Las llamas han calcinado más de tres millones de hectáreas en el país en apenas cuatro meses

El Periódico

Los incendios forestales que arden en el sureste de Australia cobraron cuatro vidas más y calcinaron al menos 176 viviendas, informaron hoy fuentes oficiales en una jornada en que los helicópteros militares apoyan en las tareas humanitarias. / EFE VÍDEO

Los incendios forestales en Australia han provocado cuatro muertos este miércoles, con lo que el número total de fallecidos asciende a 16 en los últimos meses. La dimensión de la catástrofe ha obligado a las fuerzas armadas a participar en las tareas de evacuación y asistencia humanitaria a miles de afectados por los fuegos.

"Hoy tenemos tres muertos", dijo el subinspector de la Policía de Nueva Gales del Sur, Gary Worboys, en una rueda de prensa en Sídney, en la que añadió que una persona se encuentra desaparecida y recordó que esta semana se han producido otros cuatro decesos. Además, una persona dada por desaparecida en East Gippsland (estado de Victoria) fue hallada muerta en el interior de su vivienda.

Los bomberos se encuentran combatiendo las llamas e intentando contactar con los vecinos aprovechando una tregua del termómetro antes del sábado, cuando se esperan que vuelvan a elevarse hasta los 40 grados.

Evacuaciones

Unas 50.000 viviendas se encuentran sin electricidad en la costa sur de Nueva Gales del Sur, el estado más afectado por los incendios de esta temporada y en donde unos 2.500 bomberos combaten más de un centenar de incendios. Las autoridades confirmaron que al menos 176 casas han sido destruidas estos días por las llamas en Nueva Gales del Sur y unas 50 en Victoria, aunque aún no se ha acabado de hacer el balance de daños.

El jefe de gobierno de Victoria, Daniel Andrews, dijo a la prensa que se ha enviado ayuda militar, alimentos, agua y combustible a las zonas afectadas por los incendios en este estado, principalmente en la región de East Gippsland. Helicópteros militares y barcos de la Policía y la Marina han sido desplegados para asistir en las tareas de evacuación de miles de personas atrapadas en una playa de la localidad de Mallacoota, situada en East Gippsland.

Este miércoles se ha enviado a la zona de desastre dos helicópteros Black Hawk y otro Taipan, mientras que dos Chinooks se prevé que lleguen el viernes. Los aparatos ayudarán a los bomberos en las evacuaciones, así como en el transporte de comida, combustible y medicamentos a las comunidades remotas o aisladas por los fuegos.

Los incendios en Australia, considerados unos de los peores de las últimas décadas, han calcinado más de tres millones de hectáreas desde el pasado mes de septiembre. Esta temporada, los fuegos comenzaron mucho antes del verano austral, que comienza en diciembre y finaliza en marzo.