Ambiente complicado

La crisis diplomática con México y España genera polémica en Bolivia

La decisión de declarar "personas no gratas" a la embajadora del Gobierno mexicano y a representantes españoles ha creado un entorno de tensión pocas veces visto entre estos países

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Anez y la ministra de exteriores, Karen Longaric.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Anez y la ministra de exteriores, Karen Longaric. / Reuters

2
Se lee en minutos
El Periódico

La decisión del Gobierno interino de Bolivia de declarar "personas no gratas" a la embajadora de México, María Teresa Mercado, y a los diplomáticos españoles Cristina Borreguero y Álvaro Fernández, obtuvo reacciones de apoyo y críticas entre sectores políticos del país.

En un mensaje en Twitter, el delegado ante la comunidad internacional de Bolivia, el expresidente Jorge Quiroga, consideró que fue una "valiente decisión" del Gobierno interino de Jeanine Áñez y reiteró sus críticas contra el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y el partido español Unidas Podemos.

"@lopezobrador_ y socios de @ahorapodemos de (Pedro) Sánchez defienden fraude, encubren narcotráfico, protegen corrupción, atentan contra reconstrucción democrática, vulneran soberanía de Bolivia y practican diplomacia encapuchada", escribió Quiroga.

En la misma red social, el líder de la centrista Unidad Nacional, el empresario Samuel Doria Medina, aplaudió la decisión de Áñez "de expulsar a diplomáticos de México y España que pretendieron dañar nuestra soberanía. Que el mundo entero sepa que Bolivia se respeta".

Critican a la presidenta interina

Distinta fue la reacción de la presidenta del Legislativo de Bolivia, la senadora Eva Copa, quien expresó su preocupación por la decisión de Áñez y le instó a "repensar su posición" teniendo en cuenta que la Embajada de España colaboró en la pacificación del país durante la reciente crisis.

La senadora, que pertenece al partido del expresidente Evo Morales, consideró que no se puede declarar personas no gratas "a representantes de países que coadyuvaron con nuestro país". "Lo único que estamos causando es mayor conflicto y daños bilaterales con países que ayudaron al nuestro en temas económicos y temas de relaciones internacionales", señaló Copa, citada en un comunicado del Senado.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, también cuestionó la medida al considerar que el de Áñez "es un Gobierno transitorio que no tiene potestad para hacer lo que está haciendo". "Toda denuncia debe ser sometida a una investigación, no se puede actuar a priori", consideró Choque, que también pertenece al partido de Morales y pidió que se investigue el incidente que desató la crisis diplomática con México y España.

Conflictos con España y México

El Gobierno de Áñez declaró "personas no gratas" a la embajadora de México, a la encargada de Negocios de la Embajada de España, Cristina Borreguero, al cónsul español, Álvaro Fernández, y otros funcionarios, dándoles 72 horas para dejar el país.

Noticias relacionadas

El detonante fue la visita de estos diplomáticos españoles acompañados de "encapuchados" y "presumiblemente armados" a Mercado en su residencia en La Paz el pasado viernes. El Ejecutivo interino boliviano aseguró entonces que intentaron ingresar de forma "clandestina" a la residencia de la embajadora de México en Bolivia, que alberga alrededor de una decena de ex autoridades de Evo Morales.

Cuatro de esas ex autoridades tienen órdenes de aprehensión, ya que el Gobierno de Áñez los acusó por delitos como terrorismo. El suceso fue interpretado por Bolivia como una intención de evacuar a los exministros Juan Ramón Quintana, Wilma Alanoca y Javier Zavaleta, quienes junto a otros exfuncionarios aguardan un salvoconducto que les permita acogerse al asilo en México.