29 may 2020

Ir a contenido

ESTALLIDO POR UNA LEY

Detenciones y cortes de internet y teléfono por las protestas en la India

La policía arresta a intelectuales y activistas en las multitudinarias manifestaciones por la norma de ciudadanía

Manifestación contra la ley de ciudadanía, este jueves en Nueva Deli.

Manifestación contra la ley de ciudadanía, este jueves en Nueva Deli. / SAJJAD HUSSAIN (AFP)

El Gobierno de la India ha ordenado la suspensión del servicio de telefonía e internet en varias zonas de Nueva Deli, en medio de una escalada de protestas en contra de una polémica enmienda legal que busca dar la ciudadanía a inmigrantes irregulares pero excluye a los musulmanes. Por otra parte, la policía ha detenido a activistas e intelectuales, así como a un número indeterminado de ciudadanos, en las multitudinarias manifestaciones que se están produciendo en todo el país.

Los servicios de llamadas, mensajería e internet fueron interrumpidos en distintas áreas de la capital india, de 20 millones de habitantes, hasta nuevo aviso por instrucción de las autoridades, según confirmaron este jueves las compañías Airtel, Reliance Jio y Vodafone Idea que operan en la zona.

La mayoría de los lugares en los que los servicios han sido suspendidos han sido epicentro durante más de una semana de intensas protestas y enfrentamientos con las autoridades.

En algunas zonas de la capital como Mandi House o el histórico Fuerte Rojo había previstas esta jornada manifestaciones y despertaron con un fuerte dispositivo policial, mientras que en numerosas ciudades de la India como Bombay (oeste) o Calcuta (este) también se produjeron congregaciones multitudinarias.

Restricciones al derecho de reunión

El destacado historiador indio Ramachandra Guha fue detenido en la ciudad sureña de Bangalores, donde las autoridades han impuesto asimismo restricciones al derecho de reunión para evitar manifestaciones, mientras daba una entrevista a los medios de comunicación.

El conocido abogado y activista indio Pashant Bhushan fue igualmente arrestdo junto al activista Harsh Mander en Nueva Deli. "Nos han traído a la estación de Policía de Model Town. Frente a unas leyes injustas y un gobierno inhumano, la no cooperación, satyagraha (la no violencia de Mahatma Gandhi) y la protesta pacífica son nuestro deber", escribió Bushan en Twitter.

El político Yogendra Yadav indicó que "unos 1.000 manifestantes ya han sido detenidos" en un tuit en el que adjunta una fotografía tomada dentro de un autobús y rodeado de policías.

A los activistas en Deli se suman las decenas de personas detenidas en el histórico Fuerte Rojo de la capital, uno de los muchos lugares en que estaban convocadas las protestas en todo el país.

Contra el espíritu laico

Las protestas comenzaron el lunes de la semana pasada cuando el Gobierno del primer ministro, Narendra Modi, presentó en el Parlamento una enmienda a la ley de ciudadanía que permitiría regularizar a los inmigrantes procedentes de Afganistán, Pakistán y Bangladesh llegados al país antes del 2014 y pertenecientes a las religiones hindú, sij, budista, jain, parsi y cristiana.

La norma, aprobada en tres días por el órgano bicameral, provocó el rechazo de buena parte del país que la contraria al espíritu laico de la nación y discriminatoria hacia los musulmanes.

Las manifestaciones subieron de tono después de que el pasado fin de semana la policía entrara sin permiso en una universidad capitalina destinada principalmente a musulmanes y cargara duramente contra los estudiantes.

En los estados del noreste de la India, donde reina un fuerte sentimiento antiimigrante sin importar la religión, también se han producido fuertes protestas que han ocasionado al menos cuatro muertos, y obligaron a las autoridades a imponer restricciones y sacar al Ejército a las calles.

Temas India