28 feb 2020

Ir a contenido

EL PROCESO DE 'IMPEACHMENT'

Los demócratas quieren que testifiquen los asesores de Trump en el juicio del Senado

El Comité Judicial acusa al presidente de "soborno" al explicar detalladamente los cargos del 'impeachment'

Ricardo Mir de Francia

El exasesor de Seguridad Nacional de EEUU John Bolton, en una imagen de archivo.

El exasesor de Seguridad Nacional de EEUU John Bolton, en una imagen de archivo. / PABLO MARTINEZ MOSIVAIS (AP)

A solo dos días para que el pleno de la Cámara de Representantes formalice el 'impeachment' contra Donald Trump, empiezan a esbozarse los parámetros de la batalla político-judicial que se escenificará en el Senado. Los demócratas quieren llamar a declarar durante el juicio a altos cargos de la Administración que participaron directamente o conocen de primera mano las maniobras de la Casa Blanca para supeditar las ayudas militares a Ucrania a la apertura de dos investigaciones contra los rivales políticos del republicano. Esos planes demuestran que el partido de Nancy Pelosi no ha renunciado a encontrar una prueba que sea capaz de sacudir la opinión pública y romper la muralla republicana de apoyo al presidente. Pero no será fácil. Los conservadores quieren un juicio rápido y sin apenas testigos para exonerar cuanto antes a Trump.

El pulso está servido. En la mirilla de los demócratas hay cuatro nombres: el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney; el exasesor de Seguridad Nacional John Bolton; el número dos de Mulvaney, Robert Blair; y el director adjunto de la oficina presupuestaria, Michael Duffy. Entre los cuatro tendrían la llave para demostrar que Trump "situó sus intereses personales y políticos por encima de la seguridad nacional", como sostiene el informe de más de 600 paginas presentado este lunes por el Comité Judicial para explicar los cargos contra Trump. Ese informe también le acusa de "sobornar" a Ucrania al congelar las ayudas militares, una alegación que no ha sido formalmente incluida en los cargos del 'impeachment'.

Y es que Mulvaney llegó a reconocer en octubre que las ayudas se congelaron para obligar a las autoridades ucranianas a abrir una investigación contra el demócrata Joe Biden, en contra de lo que siempre ha sostenido Trump. En el caso de Bolton, el interés se deriva del rechazo que mostró por las gestiones de la Casa Blanca, que llegó a comparar con un "negocio de tráfico de drogas". Los demócratas ya llamaron a declarar a estos cuatro funcionarios durante la fase inicial del 'impeachment', pero todos ellos desafiaron los requerimientos del Congreso a instancias de la Casa Blanca.