Ir a contenido

Protestas

Francia sigue sumida en el caos por el conflicto de las pensiones

El país se prepara para una nueva jornada de paros y movilizaciones tras un lunes negro en el transporte parisino

Eva Cantón

Aglomeraciones en los trenes de París por la huelga de transporte. / YOAN VALAT / EFE / VÍDEO: EFE

El quinto día de huelga por la reforma de las pensiones ha generado un verdadero caos en los transportes de la región parisina y la situación será igual o peor este martes, jornada en la que los sindicatos han convocado una nueva movilización para exigir en las calles la retirada de un proyecto legislativo que el Gobierno desvelará íntegramente por primera vez este miércoles.

El conflicto entra en una semana clave sin que de momento se atisbe una salida, porque nadie parece dispuesto a ceder. Si el Gobierno está maniatado por la promesa del presidente, Emmanuel Macron, de fusionar en un sistema universal por puntos los 42 regímenes de jubilación actuales, las centrales sindicales se niegan a encajar una derrota después de la histórica manifestación del pasado jueves.

"Estoy decidido a llevar la reforma hasta el final respetando a la gente y respondiendo a sus inquietudes. Si no hacemos ahora una reforma profunda, seria, progresiva, alguien la hará mañana de manera brutal", advirtió este domingo en 'Le Journal du Dimanche' el primer ministro, Edouard Philippe.

"Aguantaremos hasta que se retire el texto", le respondió en el mismo diario el beligerante líder de la CGT, Philippe Martínez. Tampoco el responsable de Fuerza Obrera, Yves Veyrier, es partidario de sentarse a negociar una reforma que ve como un "peligro" para los jubilados de mañana.

"Hay que volver al punto de partida", advirtió. Mientras, el líder de la Francia Insumisa, Jean Luc Mélenchon, ha animado a los franceses a movilizarse masivamente para obligar a ceder al Gobierno. "Más vale tener unos días de caos que años de miseria", ha dicho.

Vuelos anulados

Este lunes los usuarios del transporte público de la región parisina se han encontrado con andenes de tren y metro abarrotados y quienes optaron por ir a París en coche tuvieron que soportar hasta 630 kilómetros de atascos. El día, lluvioso y con mucho viento, era poco favorable a medios de locomoción alternativos.

Para este martes, Air France ha anulado el 25% de sus vuelos domésticos y el 10% de los de media distancia; en el metro de París solo circularán con normalidad las dos líneas automáticas, tres lo harán con restricciones y 10 permanecerán cerradas. En la capital funcionarán la mitad de los autobuses que un día normal.

En el trasporte ferroviario, la previsión es que circule uno de cada cinco trenes de alta velocidad, por lo que la empresa estatal (SNCF) recomienda a los viajeros que puedan hacerlo, anular o posponer su viaje.

Jean Paul Delevoye, exministro de Jacques Chirac y el comisario nombrado por el Gobierno para pilotar la reforma, ha presentado este lunes a los agentes sociales las conclusiones de la concertación social llevada a cabo durante dos años. Horas antes, se vio forzado a dimitir como administrador de un instituto vinculado a una aseguradora, un puesto que no había declarado ejercer, según ha revelado el diario 'Le Parisien'.

Temas: Huelgas Francia