29 sep 2020

Ir a contenido

Tragedia

México: al menos cuatro personas muertas por explosión de un polvorín

Personal de la Fiscalía General del Estado está realizando el levantamiento de los cadáveres

El Periódico/EFE

La zona está resguardada por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La zona está resguardada por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional. / Twitter

Al menos cuatro personas murieron y otras cinco resultaron heridas por una explosión de un polvorín en el municipio de Amozoc de Mota, en el céntrico estado mexicano de Puebla, confirmaron este viernes a Efe fuentes de Protección Civil.

El accidente sucedió alrededor de las 13.00 horas (19.00 GMT), cuando el almacén en el que se resguardaba material pirotécnico explotó por causas todavía desconocidas, provocando una nube de cerca de 100 metros de altura.

Las autoridades confirmaron que al menos cuatro personas que se encontraban en el lugar fallecieron mientras que otras cinco sufrieron heridas por quemaduras y se encuentran graves.

También confirmaron que el polvorín, situado en una zona despoblada de Puebla, estado cercano a la capital mexicana, contaba con el permiso federal para la elaboración de material pirotécnico.

La zona está resguardada por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, de Protección Civil y la Guardia Nacional, un cuerpo formado por policías y militares, además de policías municipales y estatales.

Personal de la Fiscalía General del Estado está realizando el levantamiento de los cadáveres y ya ha comenzado la investigación para esclarecer el motivo de la explosión.

"Se atiende reporte por explosión en el Municipio de Amozoc de Mota. Al lugar acuden las Unidades de Policía Estatal, Bomberos, la Secretaría de Seguridad Pública, Protección Civil Estatal-Municipal y el Sistema de Urgencias Medicas Avanzadas (SUMA)", informó a las 13.43 horas (19.43 GMT) Protección Civil de Puebla a través de Twitter.

A inicios de enero pasado se produjo la explosión de una toma ilegal de combustible en Tlahuelilpan, en el céntrico estado de Hidalgo, que dejó 135 muertos.

Esta tragedia por explosión se situó entre las más mortales de las últimas décadas en México. Por el número de decesos, recordó a los 73 muertos y 350 heridos en el estallido de una bodega clandestina de material pirotécnico en la central de abastos de Celaya, en 1999.

El 19 de noviembre de 1984 tuvo lugar la peor tragedia hasta la fecha, con la explosión de varios depósitos de gas de la compañía estatal Petróleos Méxicanos (Pemex) en el barrio de San Juanico del céntrico Estado de México, que causó medio millar de muertos.