Ir a contenido

EN UN CONFUSO TIROTEO

La policía mata a cuatro presuntos violadores y desata el júbilo en la India

Los detenidos, acusados de violar y matar a una joven veterinaria, estaban bajo custodia policial cuando al parecer trataron de huir

Adrián Foncillas

Simpatizantes del principal partido opositor de la India gritan consignas durante una protesta contra la presunta violación y asesinato de una mujer de 27 años en Ahmedabad.

Simpatizantes del principal partido opositor de la India gritan consignas durante una protesta contra la presunta violación y asesinato de una mujer de 27 años en Ahmedabad. / AMIT DAVE (REUTERS)

Los cuatro presuntos autores de la violación y asesinato de una joven veterinaria en el sur de la India han muerto tiroteados este viernes cuando se encontraban bajo custodia policial en el lugar donde se halló el cadáver de la mujer hace una semana, en un caso que desencadenó fuertes protestas en el país.

Y al saberse la noticia se desparramó el júbilo. La muchedumbre cortó las calles, lanzó petardos y repartió caramelos y flores a la policía. Los agentes habían matado de madrugada en un confuso tiroteo a los sospechosos de violar y asesinar a una joven en uno de esos casos que cíclicamente soliviantan a la sociedad india.

Mohammad Areef, Jollu Shiva, Jollu Naveen y Chintakunta Chennakeshavulu eran los tipos más odiados del país desde que el pasado miércoles mataron a una veterinaria de 27 años en Hyderabad, la capital del estado de Andhra Pradesh. Desinflaron las ruedas de la moto de la joven, le ofrecieron ayuda y la condujeron a un lugar deshabitado, la violaron y estrangularon, quemaron sus restos y los lanzaron a los arbustos.

Intento de fuga

Un conciso comunicado del subcomisario de policía Prakash Reddy ha anunciado sus muertes: "En la mañana de hoy, alrededor de las 06-06.30 am, nuestros agentes han acudido al lugar para reconstruir el crimen con los acusados cuando estos han intentado quitarles las armas y ha habido un tiroteo. Los cuatro acusados han muerto y dos policías han sido heridos". El comunicado contradice una versión anterior que había situado el intento de fuga tres horas antes.

La explicación sigue el libreto que en Filipinas ha justificado miles de ejecuciones extrajudiciales de presuntos narcotraficantes pero no se han escuchado muchas objeciones en la India. Políticos y celebridades habían secundado la pretensión popular de que fueran ejecutados cuanto antes y de cualquier manera. "Sé que suena duro, pero esa clase de gente debería ser entregada a la gente para que los lincharan", había dicho días atrás Jaya Bachchan, actriz de Bollywood, activista por los derechos de la mujer y parlamentaria en Rajya Sabha. "Esos bárbaros se lo merecían por el crimen horrible e inhumano que cometieron", ha abundado el actor Nikhil Sihhhartha.

Satisfacción de la familia

Por las redes sociales transpira la satisfacción y la madre de la víctima también ha agradecido el desenlace. "Han pasado diez días desde que mi hija murió. Quiero expresar mi gratitud a la policía y al gobierno por esto, ahora su alma podrás descansar en paz".

Entre las escasas voces disonantes figura la Asociación Progresista de Mujeres, que ha hablado de una "falsa justicia" frente a los que se felicitan por la venganza. El episodio, señala, demuestra que el Gobierno "no puede traer la seguridad a las calles, no puede investigar los crímenes contra las mujeres, no puede proteger a las víctimas de violación ni asegurar que su dignidad sea respetada en los tribunales".

La muerte de la veterinaria desbordó de nuevo el vaso de una sociedad que convive con la violencia sobre las mujeres. Las manifestaciones se encadenaron en Delhi, Calcuta o Bengaluru. Frente a la comisaría de Hymerabad se juntó la multitud para criticar el pasotismo policial cuando se supo que durante varias horas se desdeñaron las denuncias de la familia alegando que la víctima probablemente se había fugado. Tres agentes fueron suspendidos por desatender sus deberes, indicó la prensa local. El tiroteo de esta mañana ha convertido a los villanos en héroes.

El país más peligroso para las mujeres

India es el país más peligroso para las mujeres, según un estudio del pasado año de la Fundación Thomson Reuters. En 2017 se contaron 33.658 violaciones, más de 90 diarias, pero es sabido que sólo una minoría de víctimas las denuncia para evitar el desdén de la policía, los médicos y la policía. Un demoledor informe de la organización Human Rights Watch las calificaba de "alarmantemente comunes" y describía un cuadro de impunidad e incompetencia. Los procedimientos se eternizan en una justicia con escasos medios: 18.300 causas fueron abiertas el año pasado mientras casi 128.000 esperan su turno.

El silencio social terminó en el 2012 con Nirbhaya, la joven que murió tras ser violada en grupo en un autobús de Delhi. Su caso provocó una reforma legal más dura contra los violadores que contempla la pena capital si la víctima muere y amplía la definición de ataque sexual. Su madre, Asha Devi, ha sido requerida hoy por la muerte de los cuatro acusados. "Estoy extremadamente contenta con el castigo. Los policías has hecho un gran trabajo y espero que no se tome ninguna medida contra ellos", ha dicho a la agencia ANI.