Ir a contenido

ESTALLIDO SOCIAL

Conmoción en Colombia por la muerte de un estudiante por la represión policial

Dilan Cruz tenía 18 años y se ha convertido en el símbolo de una protesta que pone contra las cuerdas al Gobierno

Abel Gilbert

El estudiante Dilan Cruz, herido de muerte por la policía, en el momento de ser atendido en Bogotá.

El estudiante Dilan Cruz, herido de muerte por la policía, en el momento de ser atendido en Bogotá. / CAMILA LASALLE (AFP)

La violencia es el paisaje natural de Colombia que la jerga macroeconómica suelen banalizar. Más de 700 líderes sociales y 135 excombatientes de las FARC han sido asesinados desde el 2016, cuando se firmó el acuerdo de paz con la guerrilla. En lo que va de 2019 se han perpetrado 709 femicidios. Entre enero y septiembre de este año, 17.457 personas han sido asesinados o han perdido la vida por decisión propia, en accidentes viales o de modo accidental.  Pero, de repente, la muerte de Dilan Cruz a los 18 años como consecuencia de la represión policial durante las manifestaciones pacíficas que estallaron en todo el país hace unas semanas ha provocado una enorme conmoción nacional. Se ha convertido en símbolo de la protestas contra un Iván Duque que no sabe cómo encauzar.

Cruz había salido a la calle junto con otros estudiantes. Según el portal de la revista 'Semana', "marchó hacia la plaza Bolívar con la única intención de que el Gobierno parara la oreja y atendiera los requerimientos de un país que no soporta más inequidad". La fatalidad lo estaba esperando en el cruce de la calle 19 con carrera 4. Ahí, un integrante del escuadrón móvil antidisturbios (Esmad) le disparó en la cabeza. Cayó sobre el asfalto frente a la estupefacción colectiva. "Hay un herido", comenzó a gritar la gente a su lado. Dilan Gutiérrez trató de auxiliarlo. De inmediato se dio cuenta de que tenía un proyectil incrustado. La ambulancia llegó después de 15 minutos. "Estoy profundamente ofendido, eso fue un capricho de la Fuerza Pública", dijo Gutiérrez.

El momento en que recibe el balazo quedó registrado en varios vídeos que comenzaron a circular de inmediato en las redes sociales.  En un principio se dijo que Cruz había recibido el impacto de una bomba aturdidora. Pero este martes Radio Caracol ha hablado de una escopeta calibre 12 con balas de fogueo. Los partes médicos sobre la evolución del joven encabezaron los telediarios. Cuando en la tarde del lunes (madrugada de ayer en España) el Hospital San Ignacio habló de un "estado crítico irreversible", buena parte de una sociedad acostumbrada a las necrológicas periodísticas contuvo el aliento y se preparó para lo peor. Muchas personas llegaron al hospital con velas y flores.

Nueva jornada de huelga

"Lamentamos profundamente la muerte del joven Dilan Cruz. Expresamos nuestras sinceras condolencias a su mamá, su abuelo y sus dos hermanas. Reitero mi solidaridad con esta familia", escribió el presidente Iván Duque en twitter. "Dilan no murió, a Dilan lo mataron", gritan los colombianos que asisten a diario a manifestaciones  y se preparan para una nueva huelga nacional el miércoles, después de que este martes los líderes de los sindicatos y movimientos sociales se levantaran de la mesa de diálogo con Duque. "Que esto sea un detonante para acabar con la violencia", rogó Denis Cruz,  hermana de la víctima cuyo nombre se transformó inesperadamente en bandera colectiva.