negociación fallida

Israel acaricia nuevas elecciones, las terceras en un año

El líder de la coalición de centro-derecha Azul y Blanco, Benny Gantz, no logra pactar un ejecutivo de unidad con Netanyahu y se acerca la posibilidad de volver a abrir las urnas

Benny Gantz antes de participar en una rueda de prensa en Tel Aviv.

Benny Gantz antes de participar en una rueda de prensa en Tel Aviv. / AP / ODED BALITY

2
Se lee en minutos
Ana Alba
Ana Alba

Periodista.

ver +

El líder de la coalición de centro-derecha israelí Azul y BlancoBenny Gantz, ha lanzado la toalla unas horas antes de que expirara su mandato para formar un nuevo gobierno en Israel. Gantz ha informado de su fracaso al presidente israelí, Reuven Rivlin, dejando al país más cerca de unas terceras elecciones generales en menos de un año.

Gantz ha llamado por teléfono a Rivlin, según ha confirmado su partido, tras fallar en el intento de formar un gobierno de unidad con el derechista Likud, encabezado por el primer ministro en funciones, Binyamin Netanyahu, y el ultraderechista Israel Nuestro Hogar, de Avigdor Lieberman, que ha culpado a Gantz y a Netanyahu del fracaso.

"No abandonar los principios"

Los jefes de Azul y Blanco y el Likud se reunieron anoche por última vez, pero no alcanzaron ningún acuerdo y se responsabilizaron mutuamente. Gantz señaló al término del encuentro que “unos terceros comicios son malos, pero no podemos dejar de lado nuestros principios y valores”.

“El gobierno de unidad debe consistir en dos grandes partidos, no puede basarse en bloques sectoriales”, dijo aludiendo a que Netanyahu no quiere entrar en ningún ejecutivo de unidad que no incorpore a sus aliados de ultraderecha y religiosos.

El líder de Azul y Blanco ha asegurado hoy que Netanyahu ya había decidido ir a elecciones. "Eso es lo que sus abogados le están diciendo, y todo lo que trata de hacer ahora es trasladar la responsabilidad", ha dicho en referencia a que la Fiscalía tomará en los próximos días la decisión de formalizar o no la acusación contra el primer ministro por tres casos de corrupción.

Oferta a cambio de inmunidad

Fuentes de Azul y Blanco han indicado que el Likud ofreció a Gantz ocupar el cargo de primer ministro el primer año de gobierno y que luego lo asumiera Netanyahu, pero este punto estaba condicionado a que la Fiscalía diera inmunidad al jefe del gobierno. El Likud lo ha negado.

Netanyahu no se lo puso fácil anoche a Gantz para llegar aun acuerdo. Poco antes de entrar en su última reunión, el primer ministro en funciones propuso que la primera acción del nuevo ejecutivo fuera anexionar a Israel el Valle del Jordán, en Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel.

El jefe del Likud advirtió de la posibilidad de que Gantz acabara formando un gobierno minoritario con el apoyo externo de partidos árabes, con palabras racistas y despectivas que provocaron un toque de atención de Rivlin.

Tres semanas de plazo

Noticias relacionadas

Lieberman también se opuso a contar con un apoyo árabe y a unirse a una coalición encabezada por el Likud con partidos religiosos y de ultraderecha.

Mañana se abre un plazo de 21 días en el que cualquier diputado que logre el apoyo de una mayoría puede intentar crear un ejecutivo, o el Parlamento puede votar su disolución, lo que llevaría a nuevos comicios.

Temas

Israel