CRISIS EN CHILE

Sebastián Piñera, en su laberinto

La protesta contra el modelo económico e institucional se radicaliza y el presidente no encuentra la manera de normalizar el país

Una bomba de gasolina alcanza a un agente de la policía antidisturbios durante los enfrentamientos con manifestantes que protestan contra las políticas económicas del gobierno, en Santiago

Una bomba de gasolina alcanza a un agente de la policía antidisturbios durante los enfrentamientos con manifestantes que protestan contra las políticas económicas del gobierno, en Santiago

1
Se lee en minutos
Abel Gilbert
Abel Gilbert

Corresponsal en Buenos Aires

Especialista en se ha especializado en temas políticos relacionados con la región pero también ha abordado cuestiones culturales y deportivas

Escribe desde se encuentra en la ciudad de Buenos Aires

ver +

El estallido social chileno ya no clama solamente por mejoras de coyuntura sino que se ha cebado con la religión del mercado y la Constitución legada por el general Augusto Pincohet.  El presidente Sebastián Piñera se ha visto forzado a llevar a cabo una reforma de la Carta Magna en aras a la paz social, aunque no parece que la medida vaya a detener una protesta en la que los manifestantes resignifican símbolos, cambian nombres de calles, derriban estatuas, remueven bustos.

Noticias relacionadas

Gestos espontáneos e iracundos que muestran el calado del enojo colectivo. No se quiere vivir más en un país donde el 1% de los hogares de mayores ingresos acapara más de una cuarta parte de la riqueza y el 50% de las familias menos favorecidas, el 2.1%.

Deudas crediticias

Un país donde el 26% de las personas cargan con deudas crediticias, las pensiones son de 205 dólares, las universidades públicas cuestan al año 7.654 dólares y se consumen los medicamentos más caros de la región.

Temas

Chile