24 sep 2020

Ir a contenido

INVESTIGACIÓN POLICIAL

Encontrado muerto en Estambul el fundador de los Cascos Blancos sirios

James Le Mesurier fallece al caer desde el balcón de su casa, según la policía turca

El viernes pasado, el Ministerio de Exteriores ruso le acusó de ser un espía británico

Adrià Rocha Cutiller

Imagen de James Le Mesurier captada de un vídeo, durante unos ejercicios de entrenamiento en el sur de Turquía en marzo del 2015.

Imagen de James Le Mesurier captada de un vídeo, durante unos ejercicios de entrenamiento en el sur de Turquía en marzo del 2015. / AP

El fundador de la organización de los Cascos Blancos, un grupo de operación de rescate de heridos y muertos en bombardeos en las zonas rebeldes de Siria, James Le Mesurier, exsoldado británico, ha muerto este lunes por la madrugada tras caer del balcón de su casa en el centro de Estambul, donde residía con su mujer.

Según la policía turca, el cadáver ha sido encontrado con heridas propias de la caída por un grupo de hombres que iba a rezar a una mezquita próxima. Tras el suceso, las autoridades turcas han informado de la apertura de una investigación para esclarecer si el suceso ha sido un accidente, un suicidio, o un asesinato.

"James era un buen amigo tanto de nosotros como de los sirios. Estamos devastados", ha dicho el director de los Cascos Blancos, Raed al Salah, al diario británico 'The Independent'.

"Espía británico"

Este grupo, los Cascos Blancos, ha sido el blanco de críticas y acusaciones constantes por parte de Rusia y el régimen de Bashar al Asad, quienes bombardean las zonas en las que esta organización trabaja. De hecho, la semana pasada, la portavoz del Ministerio de Exteriores rusoMaría Zhajárova, atacó directamente a Le Mesurier. 

"Es un antiguo agente de los servicios secretos británicos, que ha sido visto por todo el mundo. Tuvo conexiones con grupos terroristas durante su misión en Kosovo", dijo Zhajárova el pasado viernes.