Contexto político

Polarización en Brasil tras la liberación de Lula da Silva

El ex presidente brasileño permaneció 580 días encerrado

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, habla con sus simpatizantes después de ser liberado de la cárcel.

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, habla con sus simpatizantes después de ser liberado de la cárcel. / LEO CORREA (AP)

Se lee en minutos

El Periódico

Este viernes se hizo oficial que el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, abandonó la cárcel debido a que salió beneficiado de la nueva doctrina del Supremo, según la cual una persona sólo puede ir a prisión una vez que acabe por completo el proceso de apelaciones.

Debido a ello, el contexto que se vivió en Brasil fue de diversas tonalidades. Por un lado, en varias zonas del país, sobre todo en la Avenida Paulista en Sao Paulo, un gran contingente se manifestó en la ciudad más poblada de aquella nación en contra de la liberación del líder izquierdista, tachándolo como "ladrón".

Te puede interesar

De igual forma, el actual Presidente Jair Bolsonaro declaró que, "está suelto, pero con todos sus crímenes sobre la espalda; la mayoría del pueblo brasileño es honesto, trabajador. No va a dar espacio para contemporizar con presidiarios".

Por su parte, Lula tuvo un mitin en Sao Bernardo do Campo, donde por más de 45 minutos analizó la situación que vivió, declaró que volverá a la participación política del país sudamericano y que además hará una gira por todo Brasil. Por último, señaló los casos que han pasado en otros países como en Chile, Argentina y Venezuela.