Ir a contenido

Símbolo de la Guerra Fría

Google conmemora el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín

Su caída representó uno de los eventos más significativos del Siglo XX y el inicio de desplome del modelo soviético

El Periódico

Guardias fronterizos de Alemania Oriental observan cómo la multitud de trae al piso un lado del muro. 

Guardias fronterizos de Alemania Oriental observan cómo la multitud de trae al piso un lado del muro.  / AP

No fue hace mucho -aunque parezca- pero hace tres décadas que cayó el símbolo que dividió a Alemania durante 28 años: El muro de Berlín. La historia sobre este elemento de concreto de 45 kilómetros y 3,6 metros de alto es bastante conocida y sin embargo no podemos dejar de recordar lo que significó para los alemanes y el resto del mundo.

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, las tensas y malas relaciones entre los aliados y los comunistas fueron aumentando hasta el punto que surgieron dos ideologías políticas que terminaron por dividir al país germano.

En 1949, las zonas de ocupación occidentales en Alemania (estadounidense, francés y británico) se unieron para crear un nuevo Estado independiente denominado República Federal Alemana (RFA), y el sector oriental (soviético) pasó a llamarse la República Democrática Alemana (RDA).

Pese a la división, las fronteras entre ambos Estados permanecieron abiertas por años, hasta la mañana del 13 de agosto de 1961, cuando los habitantes de Berlín se despertaron con la sorpresa de que un enorme muro provisional había sido construido, dividiendo a la capital y a Alemania en dos partes.

El Muro de la Vergüenza

También llamado el Muro de la Vergüenza o Muro de Protección Antifascista, se planeó en estricto secreto con el objetivo de impedir que los ciudadanos migren al próspero lado occidental. Inicialmente, el Muro de Berlín se edificó de ladrillos hasta convertirse en un muro de hormigón armado de 43 km de longitud y 3.5 metros de altura.

El Muro de Berlín tenía una extensión de 43 km de longitud y 3.5 metros de altura AGENCIAS

Para mayor seguridad, el Muro fue protegido con un foso de alambres, torres con luces de vigilancia, soldados armados, así como patrullaje de vehículos militares las 24 horas del día.

Muchas de las familias que fueron divididas y los amores que fueron separados, protagonizaron las escenas más tristes en el  mundo. Se estima que 125 personas fallecieron, cientos resultaron heridas y miles fueron detenidas en el intento por cruzar.

El día de la caída

La noche del 9 de noviembre de 1989 fue el inicio del fin y se podría decir que fue por un error involuntario de un alto oficial de Alemania del Este ante la pregunta del periodista italiano Riccardo Ehrman.

Ehrman preguntó en la rueda de prensa habitual del gobierno de la RDA cuándo se iban a autorizar los viajes al exterior. El responsable alemán, Günter Shabowski, respondió "inmediatamente", y esto precipitó la noticia y la reacción popular que acabó con el muro.

La noticia corrió sin demora y miles de personas cruzaron los puntos fronterizos para reencontrarse con sus familiares. Los abrazos interminables, las lágrimas que mojaban los rostros, gritos de felicidad y la tristeza por las personas que partieron esperando algún día reencontrarse con sus seres amados eran las expresiones que el mundo pudo ver y sentir.

Y precisamente esa imagen de reencuentro y el fin de una larga espera la que Google comparte en su plataforma con el Doodle creado por el artista invitado de Berlín, Max Guter y que marca, además del 30 aniversario de la caída, la revolución pacífica que reunió el final de la Guerra Fría y el comienzo de la reunificación alemana.

El doodle de Google para celebrar el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín/ Google

Los más jóvenes de ambos lados, se precipitaron al muro con martillos y cuanto objeto improvisado le sirviera para iniciar la demolición. Trozo a trozo, por varias semanas, fueron derruyendo el símbolo de la vergüenza.