30 oct 2020

Ir a contenido

ENERGÍA ATÓMICA

Irán reanuda el proceso de enriquecimiento de uranio

La medida, el cuarto paso de reducción de compromisos del pacto nuclear, es la respuesta a las sanciones de EEUU

Rohani considera que la decisión es "reversible" y seguirá negociando con los demás firmantes del acuerdo

El Periódico

El presidente iraní, Hassan Rouhani, visita la central nuclear de Bushehr a las afueras de Bushehr, en una imagen de archivo.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, visita la central nuclear de Bushehr a las afueras de Bushehr, en una imagen de archivo. / MOHAMMAD BERNO (AP)

El presidente iraní, Hasan Rohaní, ha anunciado que su país va a reanudar el enriquecimiento de uranio en la planta de Fordo con la inyección de gas en 1.044 centrifugadoras, en el cuarto paso de reducción de sus compromisos del acuerdo nuclear del 2015.

"En Fordo tenemos 1.044 centrifugadoras y con el JCPOA [siglas en inglés sobre el acuerdo nuclear] habíamos quedado en que esas centrifugadoras estén funcionando pero sin inyectarles gas; pero daremos ese paso a partir de mañana", ha manifestado Rohaní en unas declaraciones televisadas. No obstante, ha considerado que esta decisión es "reversible".

El mandatario ha precisado que este mismo martes dará la orden a la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI) para que mañana empiece a inyectar gas en las centrifugadoras de Fordo. Pese a esto, Rohaní ha adelantado que Irán seguirá negociando con el resto de firmantes del acuerdo (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) y que toda su actividad "estará bajo la supervisión del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica)".

La reacción al anuncio de Rohaní no se ha hecho esperar. Rusia ha mostrado su "preocupación" por el nuevo escenario, al tiempo que ha dicho "comprender las inquietudes" iranís por las sanciones estadounidenses. La Unión Europea, por su lado, a través de el portavoz de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha exhortado a Teherán "a no tomar medidas que debilitan aún más el acuerdo nuclear, que cada vez es más difícil de defender". En términos similares se ha manifestado el Gobierno de París. 

Presión

Este es el cuarto paso, tras los adoptados en mayo, julio y septiembre pasados, de Irán para presionar a la otra parte del JCPOA, principalmente a los tres países europeos, para que tomen medidas prácticas para contrarrestar las sanciones estadounidenses.  Las sanciones han afectado gravemente a la economía iraní, especialmente las impuestas hace justo hoy un año al sector petrolero, y las autoridades persas las califican de "terrorismo económico".

Ayer, EEUU sancionó además a figuras próximas al líder supremo de Irán, Alí Jamenei, lo que fue criticado por Teherán como "un enfoque de acoso a otros países". EEUU se retiró de modo unilateral del pacto en mayo del 2018

"No podemos aguantar de modo unilateral que nosotros cumplamos de modo completo con nuestros compromisos y que ellos no cumplan", afirmó el presidente, en alusión a que el pacto limita el programa atómico de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones. No obstante, insistió en que este cuarto paso, al igual que los anteriores, es "reversible": "En cuanto ellos cumplan con sus compromisos, otra vez a esas centrifugadoras no se les inyectará gas", agregó.