01 oct 2020

Ir a contenido

Subida de precios

Los argentinos sufren por el alza del pan, el combustible y productos básicos

Tras el proceso electoral donde resultó ganador Alberto Fernández, la crisis economía de Argentina se recrudece y esto se ve reflejado en el bolsillo de las familias

El Periódico

Una persona en Argentina revisa los precios de los productos básicos.

Una persona en Argentina revisa los precios de los productos básicos. / EFE

Los precios de diversos alimentos y servicios han comenzado a subir en Argentina, durante la semana posterior a las elecciones ganadas por el peronista Alberto Fernández y la instalación de una mayor restricción cambiaria por parte del Gobierno saliente de Mauricio Macri.

Después de que se acabara el período electoral que mantenía algunos servicios congelados, dos de los esenciales, como son el pan y la gasolina, se encuentran en ascenso. El kilo de pan hasta hace pocos días se vendía a unos 110 pesos en Argentina (1,85 dólares), mientras que este jueves ya rondaba los 140 pesos (2,35 dólares) en algunos establecimientos, y en diversos medios panaderos atribuyeron el aumento a la subida del precio de la harina, la materia prima.

El pan y las variaciones económicas

En declaraciones a Efe, el presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera, Diego Cifarelli, aseguró que la harina lleva un ciclo de fluctuación "circunscripta a la economía mundial de granos", y no a la economía nacional.

"Muchas veces hay variaciones en el precio del trigo que están desentendidas del quehacer doméstico", indicó, al tiempo que lo asoció a que los molinos se encuentran entre dos campañas, por lo que el actual es un momento de escasez que se traduce en el aumento del precio.

Desde federaciones de panaderías también se quejaron de desabastecimiento por parte de las empresas harineras en los últimos días, pero Cifarelli desmintió que sea así después de consultar con la mayoría de las 130 empresas adscritas a la federación.

Sí consideró que "puede haber" alguna compañía que por la "incertidumbre política" y la "incertidumbre cambiaria" no hiciera entrega de pedidos el viernes previo a las elecciones. Para él, la harina "no forma el precio del pan" sino que es solo un "factor", que se une al aumento de otros servicios como "la luz, la presión tributaria y el alquiler".

Mientras el pan sube, se espera que el resto de alimentos aumente en los próximos meses, algo que supondría otro repunte de la inflación, que en los últimos doce meses es del 54,5 %, según el último dato oficial, mientras la pobreza subió en el primer semestre de 2019 hasta situarse en el 35,4 por ciento.

Los combustibles al alza

Luz y gas no han subido de manera oficial pero se prevé que lo hagan en el futuro próximo, con las autorizaciones del Gobierno, después de haber estado congeladas durante el año, por decreto del presidente Macri.

De hoy para mañana, el precio de los combustibles subirá un 5 %, tal y como anunció la Secretaría de Energía en un comunicado, con la intención de "ir normalizando los precios del sector con el fin de proteger al consumidor y sostener el nivel de actividad".

La medida aplicará a todos los establecimientos y también prevé "amortiguar el impacto de la finalización" del congelamiento de precios dictado en agosto, tras el último empeoramiento de la crisis económica, y según la Secretaría prevendrá el "desabastecimiento".