11 jul 2020

Ir a contenido

Está ubicado emn Okinawa

Un incendio destruye el legendario castillo Shuri en Japón

La Unesco declaró el castillo Shuri patrimonio de la humanidad en el año 2000

Adrián Foncillas

Castillo de Shuri, en Japón, en llamas.

Castillo de Shuri, en Japón, en llamas. / JUN HIRATA (AP)

Japón se ha despertado sobrecogido por la destrucción del castillo de Shuri, un símbolo del reino Ryukyu y de la reconstrucción del país tras la segunda guerra mundial. Un incendio ha devorado durante nueve horas las estructuras de madera de buena parte de la ciudadela hasta convertirlas en cenizas. “Estoy consternado, siento que hemos perdido nuestro símbolo”, ha declarado Mikiko Shiroma, alcalde de Naha, la capital de la prefectura de Okinawa.  

Los guardias de seguridad dieron la alarma y hasta el complejo se dirigieron una treintena de camiones con un centenar de bomberos, que pudieron sofocar el incendio a media mañana. Las imágenes de televisión han mostrado las llamas durante la noche y densas columnas de humo cuando ya había sido apagado.

El portavoz de la policía, Ryo Kochi, ha asegurado que se desconocen las razones del incendio. El Palacio había albergado un evento turístico la semana pasada y en la actualidad se estaban realizando obras de renovación, aunque no se ha establecido aún ninguna vinculación con el desastre. El incendio no se ha cobrado heridos y sólo un bombero ha tenido que ser tratado por deshidratación.

Las llamas se originaron en el templo principal “Seiden” y se extendieron rápidamente hacia la estructura norte “Hokuden” y la sur “Nanden”. Más de 4.000 metros cuadrados del recinto han quedado arrasados, según la prensa local.

Reclamo turístico

El castillo era una de las principales atracciones turísticas de la isla y había sido catalogado por la UNESCO como patrimonio de la Humanidad. Es un símbolo de la era del reino de Ryukyu, que se extendió desde 1429 a 1879, cuando Okinawa se integró en Japón. Y también representa los esfuerzos nacionales para levantarse tras la segunda guerra mundial.

Fue destruido en 1945 en los tres meses de la batalla de Okinawa, que dejó más de 200.000 muertos, cuando la guerra ya expiraba. En la isla siempre ha anidado el rencor y la desconfianza hacia Tokio, a la que culpan de haber sacrificado a la población local para salvar a la de la capital de los ataques enemigos. La interminable y molesta ocupación de tropas estadounidenses alimentan aún esos sentimientos en la isla. Okinawa permaneció bajo la ocupación de Washington hasta 1972, dos décadas después de que el resto del país recuperase su absoluta autonomía.

El castillo fue reconstruido con una minuciosa fidelidad al diseño original y en 1992 se convirtió en parque nacional. Kurayoshi Takara, historiador de la Universidad de Ryukyus y responsable de la operación, se mostraba desolado en la cadena local NHK. "No puedo aceptar que sea verdad. Nos llevó más de 30 años y era un monumento a la sabiduría y los esfuerzos de mucha gente. El castillo Shuri no eran sólo unos cuantos edificios sino que se reprodujeron todos los detalles, incluso las pertenencias del interior", señalaba. Desde el Gobierno provincial y desde Tokio se han repetido ya los mensajes de compromiso para levantar de nuevo el castillo.

El castillo fue originalmente construido a finales del siglo XIV/ AFP