20 sep 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Fiscal del 'Watergate': "Lo de Trump es simple y llanamente corrupción"

El abogado Nick Akerman asegura en una entrevista que el 'impeachment' contra Trump es uno de los más sólidos de la historia

Ricardo Mir de Francia

El abogado Nick Akerman, integrante del equipo de fiscales en el ’caso Watergate’.

El abogado Nick Akerman, integrante del equipo de fiscales en el ’caso Watergate’. / EP

El jurista Nick Akerman formó parte del equipo de fiscales que investigaron el escándalo Watergate en los años setenta. Richard Nixon acabó dimitiendo después de que el Congreso le abriera una investigación de 'impeachment' como primer paso de un proceso para forzar su destitución. Donald Trump se encuentra ahora en la misma situación. En una entrevista a EL PERIÓDICO, Akerman asegura que los republicanos tendrán muchas dificultades para defender al presidente con un argumento convincente. "Este es uno de los casos más sólidos de 'impeachment' que he visto", afirma el abogado.  

Los republicanos dicen que este es un proceso "injusto", que los demócratas han negado las garantías procesales al presidente durante la investigación de ‘impeachment’. ¿Tienen razón? No, en absoluto. Para empezar en el comité que está escuchando a los testigos hay también republicanos. Ellos están participando en el proceso. Y no hay que olvidar que estamos todavía en la fase investigativa en la que se trata de determinar si hay suficientes pruebas para iniciar el proceso de destitución del presidente. Cuando las garantías procesales realmente importan, y cuando pueden ser cuestionadas, es cuando el juicio se traslada al Senado. Es ahí donde se presenta a los testigos y se cruzan los testimonios. 

Los demócratas han formalizado la investigación este jueves con un voto en la Cámara de Representantes. ¿Era necesario hacerlo según la Constitución? No, la Constitución no lo requiere y tampoco las reglas de la Cámara baja. Lo que tratan de hacer es ser lo más transparentes posible de cara a la fase pública del proceso. Algunos de los testigos que han participado en las declaraciones testificarán públicamente ante las cámaras para informar al público sobre lo que Trump hizo. Porque esto no es como un juicio al uso, es también un juicio político y para que pueda prosperar se necesita el respaldo popular. La única manera de lograrlo es explicándole a los estadounidenses qué pasó y cuáles son las pruebas. 

Ha pasado un mes desde el inicio de la investigación. ¿Qué relato ha salido, qué irregularidades podría haber cometido Trump? Podría ser acusado de soborno porque parece bastante claro que trató de presionar al presidente ucraniano para que abriera una investigación contra Joe Biden y su hijo a cambio de los cerca de 400 millones en ayuda militar que el Congreso había aprobado para ayudarle a defenderse contra Rusia. También condicionó la visita de Zelinsky a la Casa Blanca a la apertura de esa investigación. Es una caso bastante simple y claro de soborno. 

Ese es el famoso quid pro quo que Trump trata constantemente de negar, ¿verdad? Exacto. Pero también se le puede acusar de usar la presidencia para avanzar sus intereses políticos personales, lo cual entraría en la definición de altos crímenes y faltas de los que habla la Constitución.

¿Sería un abuso de poder? Se puede formular de varias maneras. Como extorsión, soborno o como abuso de poder al tratar de utilizar el cargo para beneficio personal. Es de libro, pura y simple corrupción. 

Entre otras cosas, también se acusó a Nixon de abusar de su poder para beneficio personal. Principalmente, Nixon fue investigado por obstrucción a la justicia porque trató de bloquear la investigación del robo en el edificio Watergate. La clave aquí fueron las cintas de audio, donde se le escucha hablando con la CIA para que ordene al FBI abandonar la investigación. 

Esta Administración ha tratado también de impedir que sus funcionarios testifiquen. ¿Cómo se compara su actitud con la de Nixon?  Es muy parecida. Nixon trató de hacer lo mismo y uno de los artículos del 'impeachment' [cargos] le acusó de tratar de obstruir la investigación del Congreso. Estoy seguro de que a Trump le pasará lo mismo. Cada vez que la Administración trata de prevenir una comparecencia, lo que está haciendo es dar más peso a esa acusación. 

Pongamos que los artículos de 'impeachment' se acaban aprobando y el juicio se traslada al Senado. ¿Cree que hay posibilidades de que el presidente sea destituido? Creo que sí. Todo indica que hay un caso muy sólido, que Trump trató de forzar a los ucranianos para que investigaran a su principal oponente político. A los republicanos les va a costar muchísimo encontrar un argumento convincente para defender al presidente. 

¿Cuál podría ser la clave para que el ‘impeachment’ tenga éxito? La clave pasa por no complicar el caso, llamar a declarar a los mismos testigos que han corroborado en sus deposiciones el relato y también la transcripción de la llamada entre Trump y Zelinsky. Los testigos son muy creíbles y, bajo la ley estadounidense, parece claro que hubo una conspiración para sobornar a los ucranianos. En mi opinión, es uno de los casos de impeachment más sólidos que he visto, más que el de Andrew Johnson y Bill Clinton. Estamos hablando de un delito de soborno, que aparece especificado en la Constitución.