Un país convulsionado

Piñera pone en funciones a sus nuevos ministros y dice que ha escuchado el reclamo popular de Chile

El presidente se desprendió de su primo, Andrés Chadwick, quien era ministro del Interior y lo responsabiliza de la dura represión

Durante el estallido social han fallecido al menos 20 personas

Protestas sociales en Chile.

Protestas sociales en Chile. / Reuters

Se lee en minutos

Abel Gilbert

"Chile cambió y el Gobierno también tiene que cambiar para enfrentar estos nuevos desafíos y nuevos tiempos", dijo el presidente Sebastián Piñera al poner en funciones a su nuevo equipo de ministros. "Nuestro Gobierno ha escuchado el mensaje fuerte y claro de los chilenos, que piden y merecen un país más justo y solidario, con mayor igualdad de oportunidades y menos privilegios", señaló en referencia a los días de protesta social que tuvieron su punto culminante en la gran marea humana que inundó Santiago el pasado viernes. Después de que se manifestaran en la calle 1,2 millones de personas para rechazar la desigualdad social, Piñera reconoció que su Gobierno afrontó "días difíciles".

El magnate también lamentó las personas fallecidas durante el estado de emergencia y el toque de queda que rigieron durante el estallido social. Al menos 20 personas fallecieron. "Lo más doloroso ha sido la pérdida de vidas humanas. Expreso mi total condolencia y solidaridad hacia los familiares de quienes perdieron la vida. Esta violencia jamás debe ser aceptada en una sociedad civilizada y condenada por la justicia. La democracia no tiene solo el derecho, sino el deber de defenderse de sus adversarios", dijo. 

Ceses por la represión policial

Te puede interesar

Tras las protestas, Piñera debió desprenderse de su "círculo de hierro", como la prensa llamaba a los ministros más incondicionales, entre ellos su primo Andrés Chadwick, quien manejaba la cartera de Interior y ha sido responsabilizado por los efectos de la dura represión policial durante las manifestaciones.

Sobre Chadwick pesa la amenaza de una acusación constitucional debido a las reiteradas denuncias de violaciones a los derechos humanos por parte de los uniformados. "Si no lo he hecho todo lo bien o he fallado, pido disculpas porque lo único que he querido es trabajar acompañando y servir a nuestro país", dijo y ponderó el gesto de Piñera de "haber sabido escuchar a la población (...) para poder enmendar rumbos y poder responder con cosas concretas a esa necesidad que las personas han expresado en distintas ciudades del país".

Temas

Chile