17 feb 2020

Ir a contenido

DRAMA MIGRATORIO

Los inmigrantes muertos en el camión hallado en el Reino Unido eran mujeres y hombres de China

El joven conductor permanece detenido en Essex como sospechoso del asesinato de las 39 personas

La policía registra tres viviendas en Irlanda del Norte en relación con el hallazgo

Begoña Arce

La policía británica halla 39 cadáveres en un camión en Essex.

La policía británica halla 39 cadáveres en un camión en Essex. / Hannah McKay REUTERS

La policía de Essex ha confirmado que las 39 personas halladas sin vida dentro del camión frigorífico ayer son de nacionalidad china. En el grupo de inmigrantes ilegales había 31 hombres y 8 mujeres. En contra de lo afirmado en un primer momento sobre la presencia de un adolescente, todos los fallecidos son adultos. Las víctimas habrían fallecido congeladas, según los medios británicos. Perecieron encerradas en el contenedor a temperaturas bajo cero, sin posibilidad alguna de sobrevivir, o de que sus gritos pidiendo ayuda pudieran ser escuchados.  

Los investigadores seguían interrogando al conductor del vehículo, Mo Robinson de 25 años, natural de Irlanda del Norte, detenido como sospechoso de asesinato múltiple. En el condado de Armagh donde reside, la policía registró tres propiedades. Robinson, según algunas informaciones, después de aparcar el camión abrió el contenedor para tomar los documentos de la carga y al ver los cadáveres avisó inmediatemtne a los servicios de emergencia. Un testigo, cuyo testimonio no ha sido ratificado por la policía, asegura que el conductor se desmayó.

Crimen organizado

El suceso se ha convertido en una gran investigación internacional en la que están involucradas las autoridades de China, de donde procedían las víctimas, Bulgaria, donde estaba registrado el camión, Bélgica, de cuyo puerto en Zeebrugge partió el contenedor, e Irlanda, origen y ruta del camionero. La Agencia Contra el Crimen Organizado, el equivalente británico al FBI, tratará de determinar si "grupos criminales organizados pudieran haber participado" en una tragedia similar a la vivida en el año 2000, cuando 58 nacionales de China perecieron por asfixia en un contenedor depositado en el puerto de Dover. En aquella ocasión el proceso de identificación de los fallecidos llevó meses y la investigación fue larga y compleja.

De acuerdo con la policía de Essex, el trailer frigorífico donde iban las víctimas llegó a Purfleet, en el estuario del Támesis, procedente de Zeebrugge alrededor de las 12.30 am del miércoles. Allí fue enganchado a la cabeza del camión que había partido de Irlanda del Norte. El vehículo ya ensamblado dejó el puerto poco después de las 1.05am para estacionarse a pocos kilómetros, en el parque industrial de Waterglade, en Grays. Los servicios de ambulancia descubrieron los cadáveres media hora más tarde. 

La fiscalía belga está tratando de determinar si las víctimas accedieron al  contenedor en Zeebrugge, un puerto con una gran actividad, donde se despachan 4.000 contenedores cada día y los vigilantes practican una media de cincuenta detenciones al mes de inmigrantes ilegales.