Ir a contenido

Crisis política en el país hebreo

Netanyahu comunica al presidente de Israel que no ha podido formar Gobierno

El primer ministro acusa a su rival, Benny Gantz, de no haber querido dialogar para formar un ejecutivo de unidad

Ana Alba

El primer ministro de Israel, Binyamin Netanyahu.

El primer ministro de Israel, Binyamin Netanyahu. / Europa Press

El primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, ha comunicado este lunes al presidente de Israel, Reuven Rivlin, que no ha podido formar Gobierno y le ha devuelto el mandato que le otorgó para hacerlo, según ha confirmado la Oficina del Primer Ministro en un comunicado.

En un vídeo publicado en su cuenta de Facebook, Netanyahu, que hoy cumple 70 años, ha asegurado que ha "trabajado incansablemente para establecer un amplio Gobierno de unidad nacional" porque "es lo que la gente quiere".

Pero ha agregado que sus esfuerzos por sentar al líder de la coalición centrista Azul y Blanco, Benny Gantz, "a la mesa de negociaciones y evitar otras elecciones" han fracasado porque Gantz "se ha negado una y otra vez" a dialogar.

Azul y Blanco fue la lista más votada en los pasados comicios generales de Israel, celebrados el 17 de septiembre, con 33 escaños, frente a los 32 del partido de Netanyahu, el Likud, líder de la derecha israelí.

Ninguna de las dos formaciones contó de entrada con el apoyo suficiente para formar una coalición de gobierno. Netanyahu obtuvo el respaldo de fuerzas religiosas y de ultraderecha y sumó 55 escaños, pero para tener mayoría en la Kneset (Parlamento israelí), de 120 asientos, se necesitan 61.

Gantz dispondrá de 28 días

Gantz consiguió sumar a su coalición solo a los pequeños partidos de centroizquierda e izquierda. Juntos tenían 41 escaños. La Lista Conjunta de formaciones principalmente árabes, con 13 diputados, manifestó su rechazo a entrar en un gobierno de coalición, aunque 10 de los legisladores recomendaron a Gantz como candidato a formar gobierno.

Rivlin ha señalado en un comunicado que tiene la intención de otorgarle a Gantz el mandato para que forme un ejecutivo. Se espera que Rivlin anuncie formalmente su decisión en un período de 72 horas, aunque diversos medios locales apuntan que podría hacerlo mañana.

Gantz dispondrá de 28 días para intentar salir airoso del encargo, aunque no parece tener muchas probabilidades de lograrlo. Si sus intentos también fracasan, Israel se vería abocado a unas terceras elecciones en un año. Ya se celebraron unas el pasado 9 de abril y el 17 de septiembre.

Temas: Israel