Ir a contenido

CASO DE ESPIONAJE

Assange, ante la Corte de Londres por su extradición a EEUU

El fundador de Wikeleaks comparece sin la larga barba que dejó crecer mientras estaba en la embajada de Ecuador

El Periódico

Defensores de Julian Assange, ante la corte de Londres.

Defensores de Julian Assange, ante la corte de Londres. / HANNAH MCKAY (REUTERS)


El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha comparecido en la Corte de Londres para llevar a cabo una audiencia sobre si debería ser extraditado a Estados Unidos para enfrentar cargos de espionaje.

Assange, vestido con un traje azul marino y un jersey azul claro, levantó el puño hacia los seguidores en la galería pública. Estaba afeitado, un aspecto que contrataba con larga barba que había crecido mientras estaba recluido en la embajada de Ecuador.

Assange, de 48 años, enfrenta 18 cargos en Estados Unidos, incluida la conspiración para piratear computadoras del Gobierno y la violación de una ley de espionaje. Podría pasar décadas en prisión si es declarado culpable.

Assange, nacido en Australia, ocupó titulares internacionales a principios de 2010 cuando WikiLeaks publicó un vídeo militar clasificado deEEUU que mostraba un ataque de helicópteros Apache en Bagdad en el 2007 que mató a una docena de civiles, incluidos dos empleados de noticias de Reuters. Los admiradores han elogiado a Assange como un héroe por exponer lo que describen como abuso de poder por parte de los estados modernos y por defender la libertad de expresión. Sus detractores lo han pintado como una figura peligrosa cómplice de los esfuerzos rusos para socavar la seguridad de Occidente y Estados Unidos, y cuestionan que sea periodista

WikiLeaks enfureció a Washington al publicar cientos de miles de cables diplomáticos secretos de EEUU que dejaron al descubierto evaluaciones críticas de los líderes mundiales; desde el presidente ruso Vladimir Putin hasta miembros de la familia real saudí.

En el 2012, se refugió en la embajada de Ecuador en Londres para evitar la extradición a Suecia, donde fue acusado de delitos sexuales, lo que negó, diciendo que creía que finalmente sería enviado a Estados Unidos. Fue sacado de la embajada en abril después de siete años y recibió una pena de prisión de 50 semanas por saltarse la fianza. Esa condena ya se completó pero permanece en prisión mientras continúa su caso de extradición.