Ir a contenido

Temor ante posibles atentados

Australia en alerta sobre el aumento de amenaza de terrorismo de extrema derecha

Las autoridades australianas han frustrado 16 atentados en los últimos cinco años

El Periódico

La agencia de espionaje indicó que Australia sigue estando a merced de potenciales ataques terroristas. 

La agencia de espionaje indicó que Australia sigue estando a merced de potenciales ataques terroristas. 

La amenaza de terrorismo de extrema derecha ha aumentado en los últimos años en Australia, alertó un informe de Inteligencia que considera más probable que un potencial ataque sea perpetrado por un "lobo solitario" o un pequeño grupo de ultras.

"Esta amenaza no es algo nuevo, pero las actuales redes de la extrema derecha están mejores organizadas y son más sofisticadas", dijo el jefe de Organización Australiana de Seguridad e Inteligencia (ASIO, siglas en inglés), Duncan Lewis, en un informe anual presentado el miércoles ante el Parlamento y divulgado hoy.

Lewis remarcó que el ataque supremacista contra dos mezquitas en marzo pasado en la ciudad neozelandesa de Christchurch, que se saldó con 51 muertos y medio centenar de heridos, ha puesto nuevamente al terrorismo de la ultra derecha en el foco de atención.

La agencia de espionaje indicó que Australia sigue estando a merced de potenciales ataques terroristas a pesar del colapso del califato del Estado Islámico (EI), dado que existe el peligro de ataques por parte de extremistas islámicos locales o por los combatientes que retornan al país.

"La principal fuente de la amenaza terrorista sigue siendo el extremismo islamista suní y emana principalmente de pequeños grupos e individuos que se inspiran, son dirigidos o alentados por grupos extremistas foráneos", subraya el informe.

En Australia, donde la amenaza terrorista se mantiene en "probable", las autoridades australianas han frustrado 16 atentados en los últimos cinco años, período en el que se han condenado por terrorismo a 93 personas.

El informe también indica que ASIO resolvió 12.478 pistas contraterroristas y desmanteló tres planes de atentado en el pasado año fiscal que terminó el 30 de junio de 2019.

ASIO también alertó de los peligros procedentes del espionaje y la interferencia extranjera, que buscan acceder a la información y redes, o influir en el gobierno, el mundo académico y la industria nacional.

"Estos actos ocurren a diario y a una escala y nivel de sofisticación sin precedentes. La amenaza que afronta Australia de los estados extranjeros que buscan obtener ventajas estratégicas a costa nuestra no debe ser subestimada", añadió el documento.