Ir a contenido

Busca la reelección

Macri hace una arriesgada promesa de campaña: "terminar con la droga en los barrios"

El mandatario argentino aseguró que su estrategia de combate al crimen organizado y el narcotráfico ha funcionado en las zonas seleccionadas y busca expandirla a todo el país

El Periódico

Mauricio Macri, el presidente de Argentina.

Mauricio Macri, el presidente de Argentina. / Reuters

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció que si es reelegido en los comicios del 27 de octubre, ampliará a todo el país el programa gubernamental puesto en marcha este año en "localidades seleccionadas", para "terminar con la droga en los barrios" ante el creciente problema del narcotráfico en la nación austral.

"Este año, lanzamos un programa para terminar con la venta de droga en localidades seleccionadas. En estas zonas, neutralizamos un 74 por ciento más de búnkeres de venta de droga. Por eso, proponemos llevarlo a todo el país", ha anunciado vía Twitter con el 'hashtag' #PropuestasNuevaEtapa.

Combatir el narcotráfico

Macri ha afirmado que gracias a este programa ahora "son barrios más seguros" porque se ha logrado "reducir la venta de droga, impedir la consolidación de mafias y reducir la violencia y los delitos". El inquilino de la Casa Rosada ha destacado que en estos cuatro años su Gobierno ha batido un "récord nacional" al incautarse de 550 toneladas de droga y realizar 80.000 detenciones.

"Desbaratamos organizaciones criminales y capacitamos más a nuestros agentes. Mejoramos los controles fronterizos y devolvimos la autoridad del Estado en zonas tomadas por mafias", ha añadido.

Presas de las drogas

Macri ha explicado que se ha propuesto "terminar con la droga en los barrios" porque "envenena" a los jóvenes y los convierte en "una presa fácil para las mafias y el crimen organizado" poniendo "en riesgo" a las familias. "Vamos a seguir trabajando por una Argentina sin narcotráfico", ha sostenido.

Argentina ha registrado en los últimos años una creciente presencia del narcotráfico, a pesar de que no ha sido tradicionalmente un país afectado por este fenómeno que, en cambio, es una lacra para algunos de sus vecinos regionales.

La guerra electoral

Macri, que llegó al Gobierno en 2015 tras derrotar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, busca renovar el mandato en las elecciones del 27 de octubre, en las que se medirá con Alberto Fernández, que lleva como 'número dos' a la líder izquierdista.

El candidato 'kirchnerista' obtuvo una victoria simbólica en las elecciones primarias que se celebraron a nivel nacional el pasado 11 de agosto, lo que ha obligado a Macri a potenciar su campaña electoral.